De Vido, consultor de gobiernos corruptos

 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque un poco tarde, creo que encontré la solución para el caso De Vido. Se me ocurrió el miércoles mientras veía el debate en el que se iba a decidir si lo echaban o no de la Cámara por inmoral. Parto de la base de que a este tipo que nació en Buenos Aires, se radicó en Santa Cruz y afanó en todo el país, no lo quiere nadie. Hasta los de su propio bloque, después de la votación que les dio el triunfo, dejaron el recinto en silencio, fueron a los baños y se llevaron los dedos a la garganta. Porque defender a ladrones, ningún problema, ¿pero a De Vido? Así y todo, lo que quedó claro durante la larga sesión es que en su especialidad es un monstruo. El mejor. Por eso, mi propuesta es sencilla. Hay que darle una licencia y permitirle que asesore a gobiernos corruptos de América latina, donde goza de una merecida fama. Se van a sacar los ojos por contar con sus servicios. En Venezuela le abrirán las puertas de par en par (y de paso van a pedirle que les lleve municiones, papel higiénico y algo para comer). En Brasil podría poner en marcha unos Lava Jato bien hechos, menos vulnerables a las pesquisas del juez Moro. Si quiere ganar mercados en otros continentes, donde todavía no lo conocen, puede presentar una tarjeta que diga "Julio De Vido, experto en saqueo del Estado", y un CV que acredite que, más allá de 135 causas, 26 imputaciones y cinco procesamientos, se robó medio país y todavía es diputado.

Yo creo que a don Julio le va a gustar este laburo: no pierde los fueros, las consultorías internacionales en temas sensibles se pagan muy bien y hasta puede despuntar el vicio currando a los mismos tipos a los que les enseña a currar. Y no pensemos sólo en políticos de su misma naturaleza. También podría asesorar a jueces que combaten la corrupción, a periodistas de investigación, novelistas, policías, narcotraficantes, lavadores de dinero, bancos, paraísos fiscales, empresas, a las Lilita Carrió que seguramente hay en todos los países. Convengamos que sabe una bocha de represas, usinas, trenes, colectivos, rutas, petróleo, gas, electricidad, financiamiento de campañas... No hay tanta gente con ese expertise. Se le abrirían unas perspectivas profesionales interesantísimas. Lo convocarían de universidades, foros, organismos internacionales y, claro, también de Santa Marta.

Eso sí, en caso de dedicarse a esto debería evitar esos gritos desafinados que pegó en la sesión. Le recomiendo un perfil más académico. Y lo de haber leído su descargo, un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA