La vida y las palabras

Autor:Norberto Costa
RESUMEN

Si hay algo en lo que seguramente estaremos de acuerdo es que lo más importante es la VIDA

 
EXTRACTO GRATUITO

Noviembre 23 de 2008

Si hay algo en lo que seguramente estaremos de acuerdo es que lo más importante es la VIDA.

La vida humana, y -para que esta sea posible- la vida de las demás especies que mantienen el equilibrio del SISTEMA VIDA.

Sin embargo, los poderes económicos –hoy representados crudamente por la "globalización"- han cambiado drásticamente la realidad tangible y han condicionado nuestras mentes con estrategias globales y particulares que atentan fuertemente contra ese delicado equilibrio del SISTEMA VIDA.

Se han adueñado de nuestro presente y pretenden hacernos creer que no podemos cambiar nuestro futuro.

Se han adueñado de las palabras, vaciándolas de sus contenidos originales y nos las han devuelto con nuevos e irreales significados. Así es que las empresas y sus voceros, los gobiernos, nos bombardean con sus mensajes que prometen "desarrollo" y "crecimiento".

Las empresas organizan y financian sus propias ONGs para traernos la panacea de la "responsabilidad social empresaria" y para ello reclutan entre nuestros jóvenes a los "líderes sociales" que nos enseñarán que podemos ir unidos de la mano con los grupos económicos en busca de "un futuro de amor y paz, con desarrollo sustentable y crecimiento armónico".

Para esto han vaciado de significado la palabra "democracia" y lo que es más grave, el "sistema democracia" como tal. Hoy un gobierno es "democrático" si fomenta el capitalismo salvaje y defiende a ultranza los intereses de las empresas. Y como para llegar al "poder" y poder "gobernar" los políticos deben dedicarse a "la política" y ésta se juega en la cancha de los "partidos políticos", las empresas también se hicieron dueñas de los "partidos políticos" y de sus "palabras", re-significando algunas y descartando sutilmente las inconvenientes.

Hablar de "pueblo", "libertad" y "soberanía" ya no es conveniente para los "políticos". Es por eso que "los que llegan" lo hacen asociados a grupos financieros e industriales, haciendo "negocios juntos" en el camino y "pagando los favores recibidos" una vez en el poder.

Pero las empresas hoy también son dueñas de los medios masivos de comunicación y de esa forma manejan el poder de "modelar la opinión pública" decidiendo por nosotros de qué nos tenemos que enterar y de qué modo. Y ejercen plenamente ese poder sepultándonos con "basura televisiva, radial y escrita" para que nuestras mentes colonizadas no tengan posibilidad de cuestionar y reaccionar.

También se adueñaron de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA