Vías de protección del derecho de información del socio en las sociedades comerciales

Autor:Rafael F. Barreiro
 
EXTRACTO GRATUITO
Barreiro, Vías de protección del derecho de información del socio
1
Vías de protección del derecho de información
del socio en las sociedades comerciales*
Por Rafael F. Barreiro
1. El derecho de información del socio
El derecho de información de los socios constituye una de las manifestaciones
más relevantes del –desacertadamente– denominado status socii, ese conjunto de
derechos y deberes que tipifican la posición del aportante frente a la sociedad co-
mercial, los restantes socios y demás terceros que de un modo u otro se vinculan
con el ente societario mediante un complejo entramado de relaciones patrimoniales
derivado de la celebración del negocio constitutivo. Específicamente, la aludida fa-
cultad se presenta a modo de presupuesto necesario para permitir cabalmente el
ejercicio de los demás derechos (de consecución y patrimoniales) y se proyecta fuer-
temente respecto de las decisiones que sobre su base pueden adoptarse, permitien-
do determinar la dirección del consentimiento que expresará el socio no sólo en todo
cuanto concierna a su interés particular, sino que también adquiere relevancia a
efectos de la formación de la voluntad social.
El acceso a la información no puede coartarse ni reglamentarse de modo tal
que el ejercicio resulte estéril. La mejor demostración de su significación es la preci-
sa regulación normativa que contiene el art. 55 de la LS: los socios pueden examinar
los libros y papeles sociales, y recabar del administrador los informes que estimen
pertinentes, cuya amplitud no deja resquicio para admitir restricción contractual o en
los hechos, con excepción de los supuestos legalmente admitidos y que conciernen
únicamente al ejercicio del contralor individual cuando las sociedades de responsabi-
lidad limitada o por acciones hayan organizado el órgano de control interno, lo que
significa simplemente un límite a la actuación personal y directa del interesado, pero
de ninguna manera una restricción al acceso a la información. En todo caso ello im-
plica modalizar el ejercicio del derecho aludido.
Limitaremos el análisis de esta interesante cuestión, cuyas aristas concretas y
manifestaciones normativas reconocen diverso origen y propósito, a las vías que
permiten la consagración del derecho al examen de los libros y documentación so-
cial que prevé el aludido art. 55. La ponderación de las distintas soluciones que con-
templan el ordenamiento societario en idéntica dirección excede el marco de estas
reflexiones.
En esta inteligencia y en concordancia con elementales principios contractuales
y procesales fue decidido que el derecho de información de los accionistas, que tie-
ne que ser ampliamente reconocido para amparar un interés legítimo que permita a
aquellos la obtención de un adecuado nivel de conocimiento social, debe ser, sin
embargo, ejercido de buena fe1.
* Bibliografía recomendada.
1 CNCom, Sala C, 28/5/02, “Farallon Telco Inversora LLC c/Nortel Inversora s/sum. s/inc. art.
250”.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA