Otra vez, violencia por la Sala Alberdi

 
EXTRACTO GRATUITO

Lo que, a primera hora de la tarde, se esperaba que culminara con la salida de las cuatro personas que desde los primeros días de enero se mantienen dentro de la Sala Alberdi, en el sexto piso del Teatro San Martín, terminó con una nueva batahola.Hubo corridas de cientos de manifestantes por Paraná, Sarmiento y Corrientes, perseguidos por un camión hidrante de la Policía Metropolitana, que también disparó balas de goma para dispersar a unos pocos exaltados que intentaron voltear las vallas que mantienen sellada la plaza seca del complejo artístico y teatral.Hubo un detenido, acusado de atentado y resistencia a la autoridad. Anoche, al cierre de esta edición, el caos había cesado, pero la situación de tensión se mantenía por la llegada de un grueso contingente de manifestantes, algunos de los cuales iban encapuchados, con sus caras tapadas y con largos palos.Los disturbios comenzaron a las 19, cuando dentro de la plaza seca una representante de la Asamblea de Autogestión Sala Alberdi, el ex diputado nacional de izquierda Luis Zamora y un representante del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño mantenían negociaciones en torno a una relativa inmunidad para los cuatro ocupantes de la sala, que pretenden dejar vacío el lugar. Pero, al contrario de lo que exige la fiscal contravencional Claudia Barcia, a cargo del caso, no quieren ser identificados para no ser acusados en el causa por el desalojo, ordenado el viernes por la Cámara Contravencional.Emmanuel Álvarez, del Movimiento Popular la Dignidad -que apoya la lucha por el espacio público- contó a LA NACION cómo empezaron los disturbios. "Había una actividad cultural fuera de la Sala Alberdi mientras adentro estaban reunidos, cuando en un momento la Policía Metropolitana comenzó a reprimir con balas de goma. Si bien hubo una provocación de un grupito que era infiltrado, la policía reprimió a todos los que estaban allí y fue un verdadero caos", dijo Álvarez.A esa misma hora, miles de personas se agolpaban en la Plaza de Mayo para recordar un nuevo aniversario del golpe militar del 24 de marzo de 1976. Según confió una asambleísta de la Sala Alberdi a LA NACION, al mediodía representantes de una columna de militantes que iban a ese acto de conmemoración se comprometieron a regresar a la noche para hacerles "el aguante".Según pudo observar LA NACION en el lugar, un par de jóvenes que no formaban parte del grupo de unos 150 que, desde hacía horas, esperaban con tranquilidad y con actividades artísticas el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA