Vestigios de resurgimiento sobre el tablero

 
EXTRACTO GRATUITO

"Primero la idea, después la jugada", el viejo axioma vinculado al proceso de toma de decisión (elección de un movimiento) en el juego ciencia, acaso fue el método selectivo para intentar recuperar el antiguo fulgor del ajedrez argentino. Es que el armado de una severa planificación (la idea) y una serie de buenas acciones (jugadas) alimentaron la esperanza del cambio de destino; con el sostén del Estado, a través de la Secretaría de Deportes, incrementando el número de becas y sus montos, y desde el sector privado auspiciando los premios de las competencias, la actividad dio sus primeros vestigios de recuperación.

Además, por primera vez en el historial de la FADA se creó un plan para apoyar a los jugadores de elite y alentar la renovación de la pirámide; el proyecto Baku 2016 (sede de la olimpíada de ajedrez el año próximo), cuyo nombre se irá renovando, cada dos años, con la designación de la nueva ciudad que reciba la olimpíada de los ajedrecistas, se trata de una fuerte apuesta a la excelencia; los mejores jugadores del país brindarán clases de entrenamiento a sus pares y a los representantes argentinos (mayores y menores) que participen en torneos internacionales (sudamericanos, panamericanos, zonales, etc.).

En el plano administrativo, la Argentina dejó de ser sancionada sistemáticamente por incumplimiento ante la Federación Internacional (FIDE) y los nombres de sus maestros integran mensualmente el ranking Elo (sistema de puntuación) de la actividad. En tan sólo ocho meses, desde la asunción de las nuevas autoridades de la FADA, sus protagonistas, dirigentes, aficionados y ajedrecistas eligieron la unión (la lista ganadora y opositora se dividieron los cargos de la actual gestión) para torcer el destino al que fue llevado el ajedrez federado tras 12 años de oscurantismo (2000-2012), a cargo de una de las peores conducciones de su historia.

"Sin subsidios ni préstamos, sólo con lo recaudado en los torneos se redujo en dos tercios la deuda de 30 mil euros con la FIDE", contaron a LA NACION Mario Petrucci y Raúl Bittel, el presidente y vice de la FADA, y agregaron: "Estamos demostrando que el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA