Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 18 de Septiembre de 2017, expediente CNT 054771/2012/CA001

Fecha de Resolución:18 de Septiembre de 2017
Emisor:CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la N.ión SENTENCIA DEFINITIVA EXPEDIENTE CNT 54771/2012/CA1 “ VERON ZUNILDA C/ LIBERTY ART S.A. S/ ACCIDENTE-LEY ESPECIAL” -

JUZGADO Nº 53.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 18/09/2017 reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

La Dra. D.R.C. dijo:

La sentencia definitiva de fs. 250/260 que hizo lugar a la demanda, suscita la queja que interpone la parte actora a fs. 261/263, sin réplica de la contraria.

Previo a analizar el recurso interpuesto, haré

una breve reseña de los hechos invocados en los escritos introductorios.

A fs. 4 se presentó Z.V. iniciando demanda contra Liberty ART S.A., reclamando la indemnización por accidente in itinere.

Señaló que el 20 de julio de 2001, ingresó a laborar para la Clínica Privada San Marcos S.A., desempeñándose como cocinera.

Sostuvo que el día 23 de enero de 2012, siendo las 22.30 horas aproximadamente, se retiró de su lugar de trabajo hacia su domicilio particular en un remis, y al encontrarse en la puerta de su casa, al bajar del mismo se tropezó y patinó, ya que era un día de lluvia y había barro en la vereda, cayendo al suelo y apoyando su mano derecha ocasionándosele una fractura.

Relató que fue auxiliada por los vecinos, y por el propio remisero, quien la trasladó nuevamente hacia su lugar de trabajo donde le hicieron los primeros auxilios.

Luego, fue trasladada al Sanatorio Modelo del Talar de P., donde quedó internada esa noche, y a la semana fue intervenida quirúrgicamente debido a la grave fractura de su mano derecha.

Expresó que luego realizó rehabilitación en la Clínica Modelo de P., recibiendo el alta definitiva con incapacidad a determinar el 4 de abril de 2012.

Estimó padecer una incapacidad física parcial y permanente del orden del 35% de la T.O., y una incapacidad psicológica del orden del 10% de la T.O.

A fs. 84 se presentó a contestar demanda Liberty ART S.A.

Reconoció el contrato de afiliación, delimitó

vigencia, objeto y cobertura.

Fecha de firma: 18/09/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA #19901260#188682684#20170918115645665 Poder Judicial de la N.ión Señaló que a raíz del accidente denunciado, brindó todas las prestaciones dinerarias y en especie, hasta otorgarle el alta médica definitiva a la actora.

Impugnó la liquidación, y solicitó la aplicación de las leyes 24.307 y 24.432 y decreto 1813/92.

Luego de esta breve reseña, corresponde analizar si cabe confirmar o modificar lo decidido en el anterior grado.

La parte actora se queja, porque considera errónea la valoración de la prueba pericial médica.

Observo que la Sra. J.a a quo fijó la incapacidad del actor en un 13,17%, estimando que el informe pericial médico, con las observaciones que efectuó respecto del daño psíquico, se encontraba sólidamente fundado dado los argumentos científicos expuestos y los estudios en que se funda, constituyendo un estudio razonado y serio del estado actual del actor y otorgó al mismo pleno valor probatorio.

En cuanto a la esfera psíquica, infirió que la incapacidad constatada por el perito dependía de circunstancias relativas a la base estructural del sujeto, su personalidad predisponente y los factores socioeconómicos y familiares, entre otros aspectos.

Así, dijo que si bien al momento de elaborar su informe pericial, el perito médico diferenció los porcentajes de incapacidad que se correspondían con la patología de base del accionante y la generada como consecuencia del hecho puntual relatado.

Consideró que incluso en esa tesis, tomando en consideración que de las constancias de la causa surgía que el actor era portador de una afección en el nervio mediano ipsilateral que le provocaba un 3,15 % de incapacidad, consideró que resultaba prudente y equitativo otorgar un 7 % de incapacidad psíquica, en relación de causalidad con el episodio traumático sufrido.

Pues bien, del informe pericial médico se observa, que en cuanto al aspecto psíquico, la experta concluyó:

Incapacidad psicofísica global, parcial y permanente, con adecuado nexo causal con los hechos de autos (desde el punto de vista médico- legal), de resultar probada su ocurrencia: Mediante el método de adición acumulativa, al no tratarse de un gran siniestrado ni de siniestro sucesivos ( presupuestos estipulados en el baremo del Decreto 659/96 para la aplicación del método de la capacidad residual o restante), la incapacidad estimada resultaría del 18,15% sin discriminarse los factores concausales o del 16,15% discriminados éstos, la cual ajustada proporcionalmente mediante factores de ponderación ( edad 2%, dificultad leve para el desarrollo de las tareas denunciadas como habituales 10%, no amerita recalificación 0%; total factores de ponderación 12%) alcanzaría 20,33% o bien 18,09% respectivamente.

De aplicarse el método alternativo de la capacidad residual o restante resultaría un grado de incapacidad del 19.8% sin discriminar los factores concausales o bien del 17,63% discriminados éstos.

Pues bien, con respecto al daño psicológico, tengo dicho en la causa “C.M.A.C./ HORIZONTE COMPAÑÍA ARGENTINA DE SEGUROS GENERALES S.A S/ Y ACCIDENTE- LEY ESPECIAL”, del 31 de Fecha de firma: 18/09/2017marzo de 2014, SENTENCIA Nº 93926 del registro de esta S.:

Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA #19901260#188682684#20170918115645665 Poder Judicial de la N.ión “… De la misma forma en que el daño moral no debe confundirse necesariamente con el psicológico, por entender que no son una y la misma cosa, el daño psicológico no debe confundirse con el daño físico.

Este criterio, lo vengo sosteniendo como titular del juzgado N.ional del Trabajo N.. 74, (“Lazarte, C.D. c/ Asociart S.A. ART. s/

accidente

, sentencia N.. 2427, del 30 de noviembre del 2.007)”.

Pues, si bien es cierto que un daño material, en la mayoría de los casos, puede provocar un daño psíquico, esto no quiere decir que deban guardar proporcionalidad el uno con el otro

.

Sentadas estas breves reflexiones, podemos pasar a mencionar las distintas definiciones de daño psicológico que han elaborado los profesionales de la salud y la jurisprudencia

.

“Medicamente, se entiende al daño psicológico como aquél que emerge como consecuencia de una situación traumática vivida por un sujeto, con motivo de un accidente de cualquier índole. Así, puede definirse a tal como “toda perturbación, trastorno, enfermedad, síndrome o disfunción que, a consecuencia de un hecho traumático sobre la personalidad del individuo acarrea una disminución de la capacidad de goce, que afecta su relación con el otro, sus acciones, etc.”. (PUHL, S.M., SARMIENTO, A.J., IZCURDIA, M.A. y VARELA, O.H., "Daños a las personas en el discurso psicológico jurídico", páginas 55-69, "La psicología en el campo jurídico", Ed. E.C.U.A. -2005)”.

“Por lo tanto, para la psicología “existirá un daño psicológico en el ámbito jurídico, siempre que un sujeto presente un deterioro o disminución en las distintas esferas de su personalidad (volitiva, intelectual o afectiva) que produzcan una disminución de su capacidad de goce individual, familiar, laboral, social y/o recreativa”. (“PUHL, S.M., SARMIENTO, A.J., IZCURDIA, M.A. y VARELA, O.H., op. citado.)”.

“Asimismo, se ha señalado que el daño psicológico “"comprende tanto las enfermedades mentales como los desequilibrios pasajeros, sea como situación estable o bien accidental y transitoria que implica en todo caso una faceta morbosa, que perturba la normalidad del sujeto y trasciende su vida individual y de relación"(K. De C./Aída, "Breves reflexiones sobre la prueba del llamado daño psíquico. Experiencia jurisprudencial", Revista Derecho de Daños, Nº 4, Ed. Rubinzal- Culzoni.)”

“Por ello, considero que no obstante las distintas derivaciones que pueda presentar el daño psicológico, debe destacarse que “su existencia no puede quedar condicionada por la simple circunstancia de que produzca o no secuelas físicas o consecuencias económicas, sino que debe tenerse muy presente que el mismo queda en el inconsciente del individuo afectado y los mecanismos que éste puede desarrollar para internalizarlo son variados. Es decir, debe evaluarse la procedencia del daño psicológico, independientemente de la postura que se adopte frente a su autonomía, por más que la víctima no presente ninguna incapacidad física o detrimento económico en el orden laboral.” (S.D.S. 7 de febrero de 2012, www.infojus.gov.ar)”.

Tal es así, que en ese mismo orden de ideas, se ha expresado que la lesión psicológica puede ser distinguida de la incapacidad sobreviniente, atento a que la primera "puede dejar incólumes las posibilidades laborales y el resto de los aspectos vitales de un ser humano, considerados en su proyección hacia un mundo exterior y sólo producir consecuencias disvaliosas en su vida Fecha de firma: 18/09/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA #19901260#188682684#20170918115645665 Poder Judicial de la N.ión interior" (Càm. N.. Civ., sala B, 16/11/1999, "., B.D.c.Z. de C., L.M. y otros", L.L. 2000-D-493)

.

Esta concepción de que la personalidad o psiquis del ser humano, al verse afectada por un evento traumático, merece una tutela propia y específica, y viene siendo recogida por la ciencia

.

Por ello, y teniendo presente que nos encontramos frente a patologías que se generan en el interior de la psiquis del sujeto, formar la certidumbre sobre su efectiva existencia es bastante problemático; atento a la ausencia de manifestaciones más o...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba