Sentencia de Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala II, 13 de Junio de 2017, expediente CAF 017947/2009/CA001

Fecha de Resolución:13 de Junio de 2017
Emisor:Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala II
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA II Exp: 17947/2009 En Buenos Aires, a los 13 días del mes de junio de dos mil diecisiete, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, para conocer en relación al recurso interpuesto en autos:

V., J.A. c/ UBA Resol. 164/02 (Agronomía Resol. 68 y 69/02) s/empleo público

, respecto de la sentencia obrante a fs.

320/329vta., el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

La doctora M.C.C. dijo:

I.-) Que en estos autos, el señor J.A.V. entabló demanda contra la Universidad de Buenos Aires, a fin de que se la condene al pago de una suma dineraria, que estima en la cantidad de pesos doscientos quince mil setecientos cincuenta y seis con noventa y dos centavos ($ 215.756,92), con más intereses y costas, en concepto de los daños y perjuicios que considera derivan de su cese en el cargo de profesor universitario en la citada alta casa de estudios, distracto resultante del acto administrativo que, en una intervención judicial previa, resultó anulado por ilegítimo.

En dicha presentación, efectuó una reseña de los actos que atañen al origen del litigio. Así, relató que mediante la Resolución nº 164, de fecha 21/8/2002, dictada por el Decano de la Facultad de Agronomía, se había dispuesto darlo de baja a partir del 1º/9/2002, en el cargo de “profesor regular asociado” con dedicación exclusiva, en la Cátedra de Terapéutica Vegetal del Departamento de Producción Vegetal. Señaló que su baja se sustentó en diversas resoluciones de la Facultad de Agronomía (las cuales individualiza bajo los nos.

68/2002; nº 69/2002; CD 2446/2001; 2112/2000; 1865/2000 y DA 844/2000), mediante las cuales se había dispuesto no renovarle la designación antes descripta.

Fecha de firma: 13/06/2017 Alta en sistema: 14/07/2017 Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA #11058632#181232257#20170615074622950 Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA II Exp: 17947/2009 Agregó que, por ello, con fecha 28/8/2002, inició un recurso directo por ante esta Cámara de Apelaciones, a fin de obtener la nulidad de los actos administrativos indicados, por entender que estaban viciados, al carecer de los requisitos de causa y motivación.

Indicó que mediante sentencia de fecha 21/2/2005 la Sala V del fuero había hecho lugar a su planteo, declarando la nulidad de las mencionadas resoluciones (el pronunciamiento en cuestión recayó en el expediente nº 155.333/2002 del registro de esta Cámara).

Asimismo, el actor sostuvo que ante un pedido de aclaratoria, el mencionado Tribunal determinó que se lo debía reincorporar al cargo que mantenía al momento anterior del dictado de los actos cuestionados. Este pronunciamiento dio origen a la Resolución nº 85/2007, mediante la cual se lo reincorporó al cargo de profesor asociado. Sobre el particular, el accionante destacó que, sin perjuicio de lo expuesto, no se le habían abonado los salarios caídos desde el cese ilegítimo hasta su efectiva reincorporación. Por tal motivo, había solicitado ante la Sala que intervino en el recurso directo, la restitución de los salarios caídos. En dicha oportunidad, mediante sentencia de fecha 16/8/2007, el Tribunal actuante (S.V.

le había rechazado su pretensión, bajo el entendimiento de que tales conceptos no habían sido peticionados oportunamente.

Es así como en defensa de su postura, el accionante señaló que, desde el mes de septiembre de 2002 hasta el mes de abril de 2007, fecha en que se reincorporó efectivamente a su cargo, no había percibido salario alguno, lo que determinó, a su entender, que se había encontrado en condiciones de precariedad, viéndose privado de su derecho alimentario de forma arbitraria y contraria a derecho.

Afirmó que al haber sido nulos los actos que dispusieron su baja, correspondía no sólo su reincorporación –que fue efectivizada– sino también, el pago de los salarios caídos. Indicó que Fecha de firma: 13/06/2017 Alta en sistema: 14/07/2017 Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA #11058632#181232257#20170615074622950 Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA II Exp: 17947/2009 el pago de éste último concepto estaba previsto en el artículo 42 del Régimen de la Función Pública regulado por la Ley nº 22.140.

Como corolario de todo lo expuesto, peticionó la percepción de sumas de dinero en concepto de daño material (en concepto de salarios caídos) por la cantidad de $165.966,86 y, por otra parte, el daño moral por la suma de $49.790.06, en atención a la afectación directa a la dignidad personal y profesional, que alega haber sufrido.

II.-) Que, en dicho contexto, el Sr. Juez de primera instancia, como primera medida, rechazó la excepción de prescripción opuesta por la Universidad de Buenos Aires (de ahora en más U.B.A.). Asimismo, y en cuanto a las cuestiones sustanciales, hizo lugar parcialmente a la demanda, condenando a la accionada a abonar al actor, en concepto de daño moral, la suma de pesos diez mil ($10.000.-) con más sus intereses. Del pronunciamiento se deduce que fue denegado el pago de las sumas peticionadas en concepto de daño material (salarios caídos).

De la misma manera, hizo lugar a la reconvención deducida por la U.B.A. y, en consecuencia, condenó a la parte actora al pago de la suma de pesos cinco mil doscientos cuarenta y dos con ochenta y ocho centavos ($5.242,88.-), con fundamento en que el accionante había percibido una suma indemnizatoria al momento del cese en su cargo. Impuso las costas en el orden causado.

Para así decidir, sintéticamente, entendió que, toda vez que en la causa nº 153.333/2002 caratulada, “V., J. c/ UBA-

Resol 68/02 69/02 (Expte 108102/99)”, con fecha 21 de febrero de 2005, y su aclaratoria de fecha 31 de agosto de 2005, la Sala V del fuero había hecho lugar a la demanda deducida en aquella oportunidad, declarando nulas por falta de causa y motivación las Resoluciones nº 69/02 y nº 164/02, cabía estar a la misma, y pasar Fecha de firma: 13/06/2017 Alta en sistema: 14/07/2017 Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA #11058632#181232257#20170615074622950 Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA II Exp: 17947/2009 entonces a pronunciarse respecto de los daños y perjuicios derivados del dictado de los actos cuestionados.

Bajo tal comprensión, concibió que en punto a la procedencia del daño material que el accionante alegaba haber sufrido, como causa de los salarios dejados de percibir entre el mes de septiembre de 2002, hasta abril de 2007, debía tenerse presente que era doctrina consolidada del Alto Tribunal que dicho rubro resulta, en principio o como regla, improcedente. A su vez, recordó que otorgar una indemnización calculada sobre la base de dichos conceptos, implicaba el reconocimiento implícito de los salarios caídos, lo cual iría contra el principio señalado. Sin perjuicio de ello, el Magistrado actuante destacó que de la prueba producida en autos, el actor no había acreditado los daños que se le pudieron haber ocasionado por la baja ilegítima (citó a tal efecto, el precedente de Fallos: 324:1721).

Así las cosas, se consideró que en el caso sub examine no existía una norma que admitiera el pago de los salarios caídos. Bajo tal comprensión, el sentenciante agregó que, contrariamente a lo sostenido por la actora, al momento de la interposición de la demanda (v. fs. 3 y 3vta.), era de aplicación el Estatuto Universitario, dado el carácter autónomo de la Universidad de Buenos Aires, y no el Régimen Jurídico de la Función Pública establecido por la Ley nº

22.140, que preveía, mediante una disposición específica, el pago de una indemnización en tal sentido, y que había sido invocado en el inicio.

En otro sentido, arguyó que no se encontraba debatido en autos que el accionante hubiese percibido en el mes de marzo de 2003, luego de la baja dispuesta por la Resolución nº 164/02, la indemnización prevista en el artículo 45 del Estatuto Universitario (ver alegaciones de la parte demandada a fs. 151 vta. y reconocimiento de la parte actora a fs. 166). Por lo tanto, entendió que Fecha de firma: 13/06/2017 Alta en sistema: 14/07/2017 Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA #11058632#181232257#20170615074622950 Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA II Exp: 17947/2009 el docente no podía pretender el cobro del daño material pretendido, cuando había percibido dicha indemnización, prevista estatutariamente para el caso de que un profesor asociado no fuera nuevamente designado. Por todo lo cual, desestimó la procedencia del daño material.

Ahora bien, en punto a la petición de resarcimiento de daño moral, el Sr. juez a quo, advirtió que cabía llegar a una conclusión diferente a la previamente expuesta. En efecto, consideró

que los testigos eran coincidentes en manifestar que el Sr. V. había padecido un agravio moral como consecuencia de la baja dispuesta por la Resolución nº 164/02.

En función de lo ello, estimó adecuado fijar la indemnización en concepto de daño moral en la suma de pesos diez mil ($ 10.000.-), con más sus intereses.

Finalmente, respecto de la reconvención deducida por la demandada requiriendo la devolución del pago oportunamente abonado en los términos del artículo 45 del Estatuto Universitario (que prevé el pago de una compensación para los docentes que no sean reubicados o designados en otro cargo), concluyó que correspondía hacer lugar a dicha repetición, en consecuencia estableció que el accionante debía restituir parte proporcional de dicha indemnización percibida, ello bajo el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA