Por la verdad y la justicia, contra la impunidad y el olvido

RESUMEN

El 25 de enero se cumplieron 12 años del brutal asesinato del reportero gráfico José Luis Cabezas. Durante más de una década el hecho que hizo posible el crimen, la vergonzante investigación hacia él -la víctima- esa misma investigación judicial lenta y enmarañada y las decisiones posteriores tienen el común denominador de la impunidad. (...)

 
EXTRACTO GRATUITO

A 12 años del asesinato de José Luis Cabezas 1

El 25 de enero se cumplieron 12 años del brutal asesinato del reportero gráfico José Luis Cabezas. Durante más de una década el hecho que hizo posible el crimen, la vergonzante investigación hacia él -la víctima- esa misma investigación judicial lenta y enmarañada y las decisiones posteriores tienen el común denominador de la impunidad.

Esa impunidad sigue siendo el resorte que permite que existan tantas muertes nunca esclarecidas y donde los responsables se escapan por las endijas que deja, justamente, la mafia encaramada en distintos sectores, protegida por la mano de algunas de las formas del poder.

El asesinato de Cabezas golpeó a todos los argentinos pero además quiso aleccionarnos: el mensaje fue el de que no hay que meterse con quienes crecen y se desarrollan por la impunidad. Vendrían después otros hechos como para mostrarnos que la conjunción criminal de poderosos, represores, genocidas y mafiosos no descansa. Y el tan terrible secuestro y la desaparición de Jorge Julio López. En Rosario, el asesinato de la dirigente de las meretrices, Sandra Cabrera, del que pronto se cumplirán 5 años.

Desde aquel 25 de enero de 1997 José Luis Cabezas mira desde el emblemático volante que pudo captar su más importante recurso de trabajo, el saber y poder mirar para mostrar lo que sucedía, para ser parte indiscutible de la construcción de la información. Esa mirada contundente de Cabezas continúa pidiendo que no haya olvido. Por eso el compromiso de nuestra organización es con la memoria y también contra la impunidad.

El juicio por el homicidio se extendió entre el 14 de diciembre de 1999 y el 2 de febrero de 2000 y la Cámara de Apelaciones de Dolores determinó que para asesinar a Cabezas hubo un plan “deliberado y frío” ejecutado por una banda compuesta por policías y delincuentes comunes. La Cámara condenó, entre otros responsables, a Gregorio Ríos, el ex jefe de seguridad de Alfredo Yabrán, ese...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA