Verás que todo es mentira (siempre)

 
EXTRACTO GRATUITO

Kate McClure y Mark D'Amico -así es como ellos cuentan esta historia- estaban varados y sin combustible en la ruta. Un mendigo llamado Johnny Bobbitt los ayudó y les dio los únicos veinte dólares que tenía. Entonces la pareja inició una campaña en la web para ayudar al indigente. La historia tocó los corazones de catorce mil donantes, que llegaron a reunir cuatrocientos mil dólares para el mendigo, que además era veterano de guerra y adicto.Pero la historia era falsa. El velo se cayó en agosto, cuando Bobbitt demandó a la pareja: dijo que estaban gastando su dinero en autos, viajes, ropa y apuestas en el casino. Una nueva acusación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA