Verano 2014: lo mejor de la temporada alta, en Punta del Este, ya pasó

 
EXTRACTO GRATUITO

PUNTA DEL ESTE.– Lejos de un vaciamiento masivo, como muchos pronosticaban que ocurriría a partir del lunes pasado, buena parte de Punta del Este exhibe ahora una "ocupación aceptable", aunque con un ritmo de vida bastante más sosegado y familiar para despedir "la temporada alta más tranquila en una década", según la describen aquí.La ocupación, de hecho, está ahora empujada por familias veraneantes de alto poder adquisitivo que alquilaron en el extremo este del balneario hasta el 15, propietarios argentinos que ocupan sus inmuebles y una legión de uruguayos que, por primera vez, se hizo sentir como nunca. Las patentes locales a lo largo de los 40 kilómetros de costa a ambos márgenes de la península son ahora la postal diferencial. Algo inédito, de lógica invertida, ya que el grueso del público uruguayo se reservaba febrero."Lo que vimos hasta ahora es lo que preveíamos: menos argentinos y menos operaciones inmobiliarias concretadas, aunque más onerosas, especialmente en la franja que va de Manantiales a José Ignacio y en Solanas; más cantidad de uruguayos y también menos brasileños", describe Andrés Jasif, titular de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este.Todos aquí atribuyen esa ecuación al atraso cambiario, con un dólar hace años "planchado" que le resta competitividad a la economía local, especialmente frente a Brasil y la Argentina, ejercitados en ajustar sus monedas."Uruguay está más caro que París", se resignan aquí. "Tenemos un manejo del dólar muy conservador que trata de evitar cualquier tipo de shock como una devaluación. Lo único que quiere el Ministerio de Economía es pasar lo más desapercibido posible y que el mercado cambiario se regule solo", explican los locales. También resumen con la palabra "rencor" el sentir generalizado del sector turístico para con el gobierno argentino: "Hemos sido perjudicados con medidas ex profeso que, si bien sabemos son contra todos los destinos foráneos, aquí resultan letales", se quejan.¿Qué arrojó hasta ahora esta temporada de grillete al dólar, y retracción de sponsors y marcas, que se inició con el éxodo masivo de brasileños y de muchos argentinos, sobre todo jóvenes?La capacidad colmada de José Ignacio, como adelantó LA NACION, y un éxito sin precedente para todos sus servicios, lo que habla a las claras de que son las elites extranjeras y argentinas las que hoy gozan de su exclusividad. "Tenemos muy buena demanda hasta la primera quincena de febrero", contó Ignacio Ruibal, de la inmobiliaria que lleva...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA