Las ventas de inmuebles cayeron 55% en la ciudad durante el mes pasado

 
EXTRACTO GRATUITO

Enero encendió las alarmas del sector. Si bien el número de escrituras en la ciudad de venía cayendo interanualmente desde junio, la baja del primer mes del año fue la más drástica: los actos se desplomaron 55%, a 2027 registros contra los 4509 de enero de 2018. Y de las 2027 operaciones, solo 219 fueron con hipoteca, es decir, una de cada 10, cuando hace un año la relación era de 4 de cada 10.Y si se compara mensualmente, enero cayó un 56,5% contra diciembre, que había sido un mes malo (con 4656 escrituras), más allá de que el primer mes del año es el de menor actividad.Medidas en montos, las escrituraciones de enero sumaron $10.356 millones, un 20,1% menos que en enero de 2018. El monto medio de los actos fue de US$132.948, según el tipo de cambio promedio, un 10,5% menos que un año atrás medido en dólares.Pero hay un factor más que preocupa al Colegio de Escribanos de la Ciudad, que es que, más allá de la tendencia bajista, las operaciones con hipoteca están en valores altos: casi US$150.000 ($6 millones), cuando hace un año eran de US$100.000, pese a que tienen incluida una variación del tipo de cambio del 100% ya que el dólar pasó de $19,35 a $38,43."No se venden propiedades en general, sino las más buenas. Solo el 2% de la población está comprando. Sin crédito no hay mercado y ahora está demostrado ostensiblemente", afirmó en diálogo con LA NACION Claudio Caputo, presidente de la entidad.Según él, al estar afectado el mercado de compraventa en los segmentos más populares, la industria de la construcción se vuelca al mercado triple A y abandona la vivienda social, por lo que resultaría imperioso convocar a una mesa de concertación técnica que incluya, además de los escribanos, a la industria de la construcción, la cámara de desarrolladores, los bancos públicos, el , la Secretaría de Vivienda, la Uocra, la , el Ministerio del Interior y la vicejefatura de Gabinete."Hay que poner sobre la mesa dos cosas: en primer lugar, que somos un país con escasos recursos financieros con lo cual habría que priorizar una ubicación georreferenciada de los mismos y, en segundo, que hasta que no se logre un equilibrio en el que la tasa de los créditos hipotecarios vuelva a ser de un dígito entre la UVA y la tasa pura deberían hacerse esfuerzos para suspender el 10,5% del IVA a quienes construyan viviendas sociales", afirmó en referencia al beneficio que estableció la ley de presupuesto 2019 y que se trasladaría al precio de las unidades de hasta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA