Venecia y Milán, únicas por el arte y el turismo

 
EXTRACTO GRATUITO

VENECIA.- "Forza Italia", parecen decir juntas la Bienal de Venecia y la Expo Milán para poner en la mira al país del turismo y del arte por tradición universal. Abierta ayer sólo para invitados especiales, la edición 56 inaugura pasado mañana con pompas; un mes antes para atraer al público milanés y conquistar la audiencia inédita de un millón de visitantes.

En la apertura el nigeriano Okwui Enwezor le entregará el León de Oro a El Anatsui, un artista refinado capaz de hacer con la nada misma una obra maestra. Original de Ghana, borda textiles con etiquetas en desuso. Su obra se vio en la edición dirigida por Robert Storr, junto a los "tondos" de Guillermo Kuitca, y, en la memorable muestra Artempo del Palazzo Fortuny.

Hoy, a las 17, será inaugurado el envío argentino con las 23 esculturas de Juan Carlos Distéfano que encontraron en el pabellón de los Arsenales, argentino por 20 años, un ámbito perfecto. Las paredes de ladrillo, el piso de madera y las columnas de hierro dialogan con los personajes de la narrativa de Distéfano, que tienen una historia para contar y no es complaciente.

Enwezor planteó su guión curatorial con la mirada en el futuro y en los mundos posibles. La respuesta es abierta y políticamente correcta.

Hay que rendirse ante el poder de Alemania y su pabellón imperial reconstruido internamente para someter al visitante a un peregrinaje ascendente y descendente hasta encontrar en las entrañas del edificio la proyección de un video de alta definición, mordaz y atractivo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA