Vendedores de premios y alegrías

 
EXTRACTO GRATUITO

Héctor Parrau posa con tres de sus más preciadas estatuillas. En la placa de la primera puede leerse "Premio Fopea al Periodismo de Investigación 2014". A su lado se ubican el Premio Argentores y el Sifón de Oro, distinción que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires entregó en octubre último a los mejores bodegones porteños.

Parrau no fue galardonado por el Foro de Periodistas Argentinos, la Sociedad General de Autores de la Argentina ni el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, pero no por ello los trofeos que exhibe dejan de ser suyos. Lo son porque fue él quien los fabricó.

Dueño del El Orfebre, Héctor Parrau se dedica a la elaboración y comercialización de premios, medallas y distinciones desde hace más de cuatro décadas. Su comercio es uno de los más de 20 locales que ofrecen estos productos en la ciudad de Buenos Aires. Y, al igual que la mayoría de ellos, se ubica en San Nicolás, a pocas cuadras del Palacio de Tribunales, el barrio más premiado del país.

A metros de allí, Osvaldo Gómez y Pablo Solari también trabajan rodeados por el brillo de cientos de trofeos y distinciones. Al frente de Premios de Buenos Aires y Casa Galvani, respectivamente, entre los dos suman casi un siglo vendiendo alegrías. Porque, a fin de cuentas, ese es lo que hacen. Proveen los símbolos que representarán sueños, triunfos y recuerdos.

Con precios que varían dependiendo de los materiales requeridos y la complejidad del trabajo, lo valores oscilan entre 90 y 6000 pesos para cada copa o trofeo y desde $ 7 en adelante para cada medalla. Las plaquetas se consiguen a partir de 450 pesos.

Los comerciantes coinciden en que el negocio, si bien trabajoso, es constante y lo disfrutan. Y, resaltan, su cartera de clientes es tan diversa y variada que comprende a gobiernos y ministerios -nacionales, provinciales y municipales -, empresas, clubes, sindicatos, fundaciones, partidos políticos, colegios y universidades, y que se extiende hasta donde haya alguna persona que merezca ser premiada.

Si de algo saben los hermanos Nicolás y Juan de la Cruz Fernández Miranda es de premios. No sólo por su extensa y laureada carrera dentro de las canchas de rugby, defendiendo las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA