Vejez: el 43% de los hijos ayuda con la economía de sus padres

 
EXTRACTO GRATUITO

Marta María Caimi luce 87 radiantes años. Es una mujer coqueta e inquieta, que no pierde el buen humor, su pasión por el canto ni las ganas de hacer. Vive sola y no necesita que nadie haga las cosas por ella. Le gusta salir a pasear, hacer los mandados y, aunque reconoce no ser una gran cocinera, su especialidad es el revuelto Gramajo. "Muma", a pesar de la edad, transita esta etapa de su vida con buena salud y autonomía, pero el dinero que recibe de su jubilación y pensión mínimas no le alcanza. Su hijo la ayudaba a pagar el alquiler, las expensas y algunos otros gastos hasta que murió, en 2008, y desde entonces tomaron la posta sus nietos. A "Muma" la idea no le gusta nada, pero "no me queda otra", asume con algo de resignación.

¿Es responsabilidad de los hijos ayudar económicamente a sus padres si lo necesitan? Según una investigación que realizó en todo el país el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) Voices!, de la Fundación UADE -entrevistó a 1008 personas mayores de 16 años-, nueve de cada diez encuestados cree que sí y, de hecho, casi la mitad de los argentinos lo pone en práctica en su vida cotidiana.

¿A cuánto equivale esa ayuda? No hay un patrón común porque la colaboración es dispar según cada caso. Mientras algunos sólo aportan con el pago del celular, otros se hacen cargo casi por completo del mantenimiento de sus padres.

Sin embargo, los datos del estudio confirman que el porcentaje de adultos mayores que reciben ayuda aumenta en los segmentos socioeconómicos más bajos.

"Ayudar a mi abuela para mí es ayudar a mi papá. Es un deber que tengo y no lo cuestiono. Sé que si no la ayudamos nadie más puede hacerlo porque no tiene familia más que nosotros. Y jamás pienso en cuánta plata significa lo que le doy mes a mes", dice Bernabela Sugasti, nieta de "Muma".

"La Argentina y Uruguay son los dos países de América del Sur con mayor proporción de adultos mayores de 60 años, en un contexto en el cual la tendencia al envejecimiento poblacional es creciente -señala Andrés Cuesta, director de Investigación y Extensión de la Fundación UADE-. Por eso, comprender cómo es percibida la vejez en la vida cotidiana constituye un elemento básico para complementar la información demográfica necesaria y así poder hacer un diagnóstico de la situación y su impacto en distintos ámbitos sociales." Y agrega: "Entre los resultados del estudio, es relevante destacar que más del 40% de los adultos reconoció ayudar financieramente a sus padres. Sin...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA