Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 30 de Septiembre de 2019, expediente CNT 053949/2016/CA001

Fecha de Resolución30 de Septiembre de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO SALA I SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 94053 CAUSA NRO. 53949/2016 AUTOS: “V.V.M. C/ ASOCIART ART S.A. S/ ACCIDENTE – LEY ESPECIAL”

JUZGADO NRO. 7 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 30 días del mes de septiembre de 2019, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. G.A.V. dijo:

  1. El señor juez de origen, a fs.118/119 y vta., hizo lugar parcialmente a la demanda interpuesta por el actor, fundada en las leyes 24557 y 26773, para que repare las consecuencias del accidente in itinere ocurrido el 08/10/2014 cuando circulaba con su motocicleta hacia su lugar de trabajo y fue embestido por otra motocicleta, lo que le produjo que cayera y golpeara su pierna derecha.

    De este modo, y en base a los resultados informados por el perito médico a fs.98/104, receptó el porcentaje de incapacidad física (2%) y desestimó la psicológica (5%). Cuantificó el capital de condena en la suma de $32.881,94, monto determinado de conformidad con el piso mínimo fijado mediante resolución 22/2014 de la SSS multiplicado por el coeficiente RIPTE, que calculó dividiendo el índice de julio/18 y el de septiembre/14. Finalmente, fijó los intereses desde la fecha del dictado de la sentencia de grado y hasta su efectivo pago según las actas de esta Cámara nº2601, nº2630 y nº2658.

  2. El actor, a fs.129/134 apela la sentencia de grado en lo referido al rechazo de la incapacidad psicológica, al coeficiente utilizado para incrementar el monto determinado por el decreto 1694/09 y la fecha a partir de la cual se devengarán los intereses. Por su parte, la representación letrada del actor apela los honorarios regulados a su favor por bajos y los de la representación letrada de la parte demandada por altos.

  3. La queja suscitada en torno a la minusvalía psíquica, por intermedio de mí, será favorablemente receptada.

    Para ello, tengo presente las circunstancias que rodearon al infortunio relatadas por el actor en el inicio y la conexión con las conclusiones informadas por el perito médico, puntualmente a fs. 103, cuyo fundamento se basó en el estudio del psicodiagnóstico obrante en el sobre agregado como anexo a las presentes actuaciones.

    Fecha de firma: 30/09/2019 Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.A.V., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA (SUBROGANTE)

    Asimismo, remarco que en el punto 4 de las respuestas a los puntos solicitados por la demandada, el perito afirmó que los hechos son idóneos para causar las lesiones que presenta el actor. Si bien la conexión causal entre el siniestro (causa) y una lesión (efecto) es jurídica, no es menos cierto que para apartarse de las conclusiones arribadas por el experto en el arte de sanar deben exponerse fundamentos lo suficientemente sólidos y verosímiles porque de lo contrario se estaría vedando al trabajador tutelado el acceso a una compensación que repare la totalidad de los daños sufridos a causa del infortunio laboral.

    No comparto lo expuesto por el señor juez de grado en cuanto a que “(…)

    el siniestro tal como fue narrado, no puede válidamente provocar en forma autónoma un menoscabo psíquico del tenor que se pretende (…)”, puesto que el/la magistrado/a como director/a del proceso posee la facultad de intimar al peticionante- de ser necesario- para que aclare las omisiones o imprecisiones que estimare en la demanda (art.67 LO). “En el marco del proceso ritual laboral no existe la excepción de defecto legal u oscuro libelo ya que, en concreto, el legislador ha considerado prudente otorgar al magistrado actuante el poder de sanear la demanda que adolece de defectos formales” (conf. C.P., “Ley 18.345 de organización y procedimiento laboral” 4ª

    edición, D.G. libros jurídicos, 2010, pág.175). Impulsar el proceso, sin siquiera previamente desestimar los puntos psicológicos propuestos por las partes en la apertura a prueba de la causa y luego desestimarlos por “defectos formales”, conlleva a una privación de justicia inaceptable.

    Por otro lado, observo que la demandada, a fs.106/107, cuestionó el informe médico pero sin formular una crítica sustentada en argumentos científicos para el caso en concreto que permitan desoír lo informado por el galeno.

    Por ello, sugiero hacer lugar al agravio del actor y fijar el grado de incapacidad psicológica en el 5% de la TO, el cual deberá sumarse a la incapacidad física (2%).

  4. El segundo agravio del actor, mediante el cual solicita modificar el coeficiente RIPTE que potenció el monto de la prestación diferida a condena, debe ser desestimado, pues su tratamiento se torna abstracto.

    Advierto que la forma de cálculo del capital arriba firme a esta Alzada, sin embargo, corresponde que me aparte del método de cuantificación decidido en grado ya que en el punto III del presente voto propuse elevar el porcentaje de incapacidad, lo que Fecha de firma: 30/09/2019 Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.A.V., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR