Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Sala M, 30 de Junio de 2015, expediente CIV 097840/2008

Fecha de Resolución30 de Junio de 2015
EmisorSala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M ACUERDO. En Buenos Aires, a los 30 días del mes de junio del año dos mil quince, hallándose reunidos los señores jueces de la Sala “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, D.. E.M.D. de V., M. De los Santos y M.I.B., a fin de pronunciarse en los autos “V., N.A. c/Consorcio de Propietarios Avenida Dorrego 2292 y otros s/daños y perjuicios”, expediente n°97.840/2008 del Juzgado Civil n°66, la Dra. B. dijo:

  1. Según se sostiene en el escrito de postulación, en noviembre de 2006, mientras caminaba por la Avda. Dorrego 2292, de esta ciudad, N.A.V. sufrió un accidente al tropezar en la vía pública con una estructura metálica, formada por soportes tubulares que conformaban un laberinto. Al golpear una pierna con la referida estructura, trastabilló y golpeó la cabeza contra uno de los tubos del andamiaje. Como consecuencia de ello, perdió el equilibrio, cayó al suelo y terminó con el cuerpo tendido sobre la vereda, sumamente lesionada. Demandó a la firma Neleggio SRL, empresa que colocó la estructura, a su seguro - Federación Patronal Seguros SA - a Worktank SA - empresa encargada de la realización de las obras - a Serpacom SA, subcontratada por aquélla y al Consorcio de Propietarios Dorrego 2292, de esta Ciudad.

    La sentencia de fs.750/768 rechazó la demanda por entender que el hecho tuvo lugar por culpa exclusiva de la víctima (art. 1111 Cód. Civil). Apeló la actora. Las quejas se fundan básicamente en la valoración que hizo el Juez de los hechos, especialmente, la conclusión a la que arriba sobre la configuración de la culpa de la víctima, circunstancia que funda en que ésta caminó por Fecha de firma: 30/06/2015 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 1 Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M dentro de los basamentos tubulares sin adoptar ninguna medida de prevención, pudiendo hacerlo por la vereda para no correr riesgos.

  2. En primer término corresponde examinar si la actora ha logrado probar el hecho y la relación causal entre la acción nociva de la cosa y los daños que invoca en sustento de la acción.

    1. tener presente que se trata en el caso de un supuesto de responsabilidad por los daños que se atribuyen a una cosa inerte, de modo que se impone la prueba de algo más que el mero contacto de la cosa con el cuerpo o los bienes de la víctima.

    El Código Civil no establece categorías abstractas ni realiza una nómina de cosas normalmente riesgosas, potencialmente peligrosas o inofensivas en sí mismas. Es que, incluso, las cosas inertes, es decir, aquellas que están destinadas a permanecer quietas (conf. B.A., op.cit., nº 1046) pueden causar daños, aunque en este caso, por la propia índole de estas cosas y a diferencia de lo que sucede con las cosas en movimiento, la víctima deberá demostrar su comportamiento o posición anormal, o su vicio (conf. CSJN, del 19-11-91, Fallos 314: 1505; Mayo, en Bueres-

    Highton, “Código Civil...”, tº 3A, pág. 626 ss.; ídem. del 19-11-91,"O'

    Mill Allan c. Pcia. del Neuquén", LA LEY, 1992-D. 226, con nota de J.D.R., "La responsabilidad emergente de los daños causados con cosas", y DT, 1992-B, pág. 1303, con nota de C.P., "Nuevas precisiones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación relativas al art. 1113, Cód. Civil; y JA, 1992-II-153). Es lo que se ha denominado “la acción destructora o nociva de la cosa” (conf.

    Mazeaud-Tunc, “Tratado de la Responsabilidad Civil”, t°II-I, pág.229 y ss., n° 1211-8). Como se advierte, la responsabilidad del dueño o guardián de una cosa inerte, desplaza el problema a la órbita de la causalidad (conf. T.R.-LópezM., “Tratado de la responsabilidad civil”, tº III, pág. 327) que, cuando de una cosa Fecha de firma: 30/06/2015 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 2 Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M inactiva se trata, dicha demostración -reitero- lleva implícita la prueba de cuál era el comportamiento o la posición que ésta tenía en el momento del hecho, pues su carácter inerte, no impide valorarla como viciosa o riesgosa toda vez que no interesa cómo es la cosa per se sino qué rol le cupo en el resultado (conf. T.R.-LópezM., op.cit., tº III, pág. 308 y cita nº 39; CNCiv., esta S., “B. c/

    Centro Oftalmológico s/ daños y perjuicios”, rec. 602.876, del -8-12, voto de la Dra. De los Santos y sus citas; ídem, S.J., “Archagna Cristian A. c/ Telecom Argentina SA, del 17-11-11, del voto de la Dra.

    M.).

    La doctrina y la jurisprudencia han elaborado una variada casuística sobre el concepto de las cosas inertes, estableciendo -v.gr.- que un montículo de tierra, un vallado en la calzada o los escombros constituyen cosas riesgosas (conf. P., R.P., "Responsabilidad civil derivada de las casas inertes ubicadas riesgosamente", en "La responsabilidad. Homenaje al Prof. Dr. I.G.", (obra colectiva) , p. 415; L., R.L., en JA, 1994-II-262, en anotación a fallo: "El riesgo y el daño a la persona en la Corte Suprema"; auto cit., "Responsabilidad profesional", en "Reformas al Código Civil", t. 4, p.140 y "Estudio sobre la nueva concepción normativa del riesgo creado en el derecho argentino" en "Derechos de daños" (obra colectiva) pág. 350. parte 2ª; V., Juan -

    Venini, G.. "Reflexiones en torno al artículo 1113 del Código Civil", en JA, Semanario del 23-4-97, p. 3). Luego se juzgó

    que la escalera de un barco, de suyo inerte, puede traer aparejado peligro estático en ciertas circunstancias, por sus características y formas de utilización (CSJN, 4-5-95, "J. de A., B.H. c.

    Empresa Líneas Marítimas Argentinas S.A. (Elma SA.)" en T. y S.S., t. 96. p.359/61 y en JA, 1995-III-160) criterio que más tarde hizo extensiva a una escalera de carpintero (CS, 25-6-96, "Sikora, José F.

    Fecha de firma: 30/06/2015 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 3 Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M c. D.H.L, Internacional S.A.", LL, 1996-D, 736). En un recordado precedente se reputó riesgoso el trampolín de un balneario decidiendo -en consideraciones aquí aplicables que "el uso y goce de los bienes del dominio público por parte de los particulares importa para el Estado la obligación de colocarlos en condiciones de ser utilizados sin riesgos" (CSJN. 1-12-92, "P., J.D. v.P.. del Chubut y otra", en ED. 157-83 con nota de A.N.C., "Nuevamente el art.

    1113 del Cód. Civil y la responsabilidad del Estado"; LL, 1994-B, pág. 432. con nota de P.P.V. y M.F.C., "La incapacidad permanente es indemnizable per se como daño patrimonial" y JA. 1994-II-262, con nota de R.L.L., "El riesgo y el daño a la persona en la Corte Suprema"). En ese fallo se añadió que "si la cosa inerte tiene participación activa en la producción del daño sufrido por quien la utiliza (por ej. piso anormalmente resbaladizo, acera deteriorada o con pozos o rampa de lanzamiento marina de alto riesgo), nada excluye la responsabilidad legalmente atribuida al dueño o guardián".

    Pues bien, en el escrito de postulación, N.A.V. afirmó que el infortunio se produjo cuando atravesaba por adentro del laberinto que formaba la estructura tubular que ocupaba toda la vereda y tropezó con un hierro en forma de T que se encontraba en la parte inferior de esos tubos. El golpe le habría causado un dolor tan fuerte que por el propio movimiento que realizó

    en forma instintiva, trastabilló y volvió a golpearse, cayendo al suelo.

    A raíz de ello, experimentó excoriaciones y traumatismo de cráneo y en la rodilla y en el codo, ambos del lado izquierdo. No ofreció

    prueba pericial para probar el estado de la cosa -muy probablemente hubiera resultado inútil hacerlo por el tiempo transcurrido y porque los andamios pudieron haber sido desarmados- sino testigos que dieron cuenta de los hechos. G.V.L. relató que se Fecha de firma: 30/06/2015 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR