Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 9 de Agosto de 2017, expediente CNT 016945/2013/CA001

Fecha de Resolución 9 de Agosto de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X SENT.DEF. EXPTE. Nº: 16.945/2013/CA1 (40.748)

JUZGADO Nº: 54 SALA X AUTOS: “V.F.G.E. C/ ABRANTES S.A. OTRO S/ DESPIDO”

Buenos Aires, 9/8/2017 El Dr. DANIEL E. STORTINI dijo:

  1. ) Llegan los autos a conocimiento de esta alzada a propósito de los recursos que contra la sentencia de fs. 149/158 interpusieron la codemandada A.S.A. a fs.

    160/163 y el coaccionado A. de T. a fs. 164/165vta., replicados por el actor a fs.

    164/165vta. A su vez, el perito contador (fs. 159) y la representación letrada del codemandado A. de T. (fs.165vta.) apelan los emolumentos que les fueron asignados por considerarlos reducidos.

  2. ) Por una razón de método iniciaré por el tratamiento de los agravios vertidos por la codemandada A. S.A. que cuestionan que se considerase demostrada en la contienda la existencia de un vínculo laboral entre las partes.

    Anticipo que el contenido del memorial recursivo no posibilita revertir la solución adoptada en grado.

    Fecha de firma: 09/08/2017 Alta en sistema: 19/09/2017 Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA #20441453#185242822#20170809081421518 Me explico. Considero menester destacar de comienzo que no ha sido objetada (art. 116 L.O.) la aplicabilidad en la contienda de la presunción emergente del art.

    23 de la LCT.

    En efecto, la prestación personal de tareas del actor no solo ha sido reconocida por la demandada en su escrito de responde, sino que también ha resultado corroborada mediante las constancias probatorias de la causa (ver constestación de demanda de A.S.A. a fs. 36vta. punto V, testimonios de fs. 86/87, 122/123, 124/125 y fs. 135 y fallo a fs.

    150/152).

    Ello torna aplicable al caso la aludida presunción “iuris tantum” acerca de la existencia de un contrato de trabajo, aun cuando se utilicen figuras no laborales para caracterizar el contrato, salvo que por las circunstancias, las relaciones o causas que lo motiven se demostrase que no medió un nexo laboral o bien que pueda calificarse de empresario a quien prestó el servicio (art. 23, LCT).

    En el marco precitado, pesaba sobre la accionada la carga de demostrar la calidad de trabajador autónomo que le atribuyó al actor y desvirtuar de este modo la presunción que pesaba en su contra (conf. art. 23 LCT). Sin embargo, no fueron aportadas a la causa constancias probatorias válidas para desactivar dicho efecto presuntivo (art. 386 del CPCCN).

    Así, concuerdo con la magistrada que me ha precedido en que de la valoración conjunta de la prueba testimonial producida en la contienda no surgen elementos de juicio que corroboren la postura de la demandada (arts. 90 L.O. y 386 del CPCCN).

    Fecha de firma: 09/08/2017 Alta en sistema: 19/09/2017 Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA #20441453#185242822#20170809081421518 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X Obsévese que no fue objeto de agravio concreto (art. 116 L.O.) el segmento del pronunciamiento de grado en el cual se da cuenta que no surge demostrado de los testimonios aportados por la demandada (ver declaraciones de fs. 124/125 y fs. 135), ni de ninguna otra constancia probatoria de la causa que el actor fuera un “gestor independiente”

    que contara con una organización propia dedicada a la prestación de servicios de gestión de cobranzas y realización de trámites varios como lo sostuvo la demandada (arts. 90 L.O. y 386 del CPCCN).

    A lo dicho, cabe adunar que los testimonios producidos a instancias del actor en nada favorecen la tesitura de la demandada (ver declaraciones de H. y de Iglesias a fs. 86/87 y fs. 122/123 respectivamente) y que tampoco fue rebatida de modo circunstanciado (art. 116 L.O.) la expresa consideración de la juez anterior en la que concluye que de las aludidas declaraciones se desprende que el demandante realizaba las tareas inserto en el marco de una organización ajena, en forma contínua, sujeto a las directivas que le daba la demandada, no tomando a su cargo riesgo económico alguno y sometiéndose al poder de dirección que podía ejercer la empresa (ver fallo a fs. 151/152).

    No enerva a lo hasta aquí expuesto el hecho que el actor debiera emitir facturas para percibir su contraprestación dineraria, pues tal circunstancia no evidencia que el demandante haya poseído una estructura empresarial propia, ni que haya realizado las tareas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR