Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 26 de Septiembre de 2007, expediente Ac 88931

PresidenteNegri-Kogan-Genoud-Hitters-Soria-de Lázzari-Roncoroni
Fecha de Resolución26 de Septiembre de 2007
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 26 de septiembre de 2007, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresN., K., G., Hitters, S., de L., R.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 88.931, "V., A.P. contra Clínica Maternidad Colón S.A. y otro. Daños y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Mar del Plata rechazó el recurso de reposición deducido.

Se interpuso, por el apoderado de la actora, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar las siguientes

C U E S T I O N E S

1ª ¿Ha sido bien concedido el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

Caso afirmativo:

  1. ¿Es fundado el mismo?

V O T A C I O N

A la primera cuestión planteada, el señor Juez doctor N. dijo:

1. Los antecedentes relevantes de esta cuestión son los siguientes:

  1. a fs. 1614, el P. del tribunala quoemplazó al apelante de fs. 1610/3 para que acompañe copias necesarias de su expresión de agravios.

  2. a fs. 1619, el mismo magistrado, ante el incumplimiento de la intimación, hizo efectiva la sanción prevista en el art. 120 del Código Procesal Civil y Comercial y dispuso el desglose de aquel escrito.

  3. a fs. 1621/3 el afectado interpone revocatoria contra los autos que dispusieron la intimación y el desglose y acompaña las copias exigidas.

  4. a fs. 1624/1626, el tribunala quo, rechaza la revocatoria

    1. Tiene dicho esta Corte que la decisión que dispuso la devolución de la expresión de agravios y la que posteriormente declaró desierto el recurso de apelación, constituyen un supuesto de "sentencia compleja" en las que, siendo en sustancia uno solo el proveído formalmente, porque la ley lo dispone o lo aconsejan las prácticas, se lo divide en etapas de las cuales no cabe juzgar sacrificada la unidad de contenido (conf. causas Ac. 46.992, sent. del 15-III-1994; Ac. 46.930, sent. del 28-III-1995; e.o.).

      En virtud de ello se consideraron admisibles los recursos extraordinarios interpuestos contra una u otra decisión.

      En el caso de autos, y de acuerdo a lo expuesto la decisión recurrible era la obrante a fs. 1619, pero como había sido dictada sólo por el Presidente del cuerpo colegiado, resultaba necesaria la intervención de éste -revocatoria mediante (art. 268, C.P.C.C.)- para posibilitar la interposición de los recursos extraordinarios que el agraviado juzgare pertinentes porque, sabido es, no son susceptibles de éstos las providencias dictadas por aquél. En virtud de ello, la decisión a la que corresponde reconocerle efectos de definitiva, en los términos del art. 278 del Código Procesal Civil y Comercial, es la que rechazó la revocatoria.

      Y, en ese orden es del caso recordar que existen determinadas decisiones, como la que se impugna en autos, a las que si bien se les reconoce efectos de definitiva, en razón de su naturaleza no les es exigido la formalidad del acuerdo y del voto individual (conf. Ac. 79.343, sent. del 10-IX-2003).

      Por estas consideraciones, voto por laafirmativa.

      Los señores jueces doctoresK.,G.,Hitters,S.,R.y de L., por los mismos fundamentos del señor Juez doctor N., votaron la primera cuestión también por laafirmativa.

      A la segunda cuestión planteada, el señor Juez doctor N. dijo:

      1. La alzada para rechazar la reposición interpuesta refirió que el auto de fs. 1614, por el que se emplazaba al recurrente para que acompañara tantas copias como partes intervinieran, había quedado notificado por nota el día 28 de febrero de 2003. Siendo así el agraviado tenía plazo para interponer la reposición hasta el 7 de marzo de ese año o, en su defecto, dentro de las dos primeras horas hábiles judiciales del día 10 del mismo mes. No obstante ello, el cargo obrante en la presentación de fs. 1621/1623 da cuenta de que la misma fue interpuesta el 2 de abril del 2003 a las 10.15 hs., extemporáneamente.

      Señaló también respecto del auto de fs. 1619 que al quedar notificadoministerio legisel día 18 de marzo del 2003, el impugnante tenía plazo para deducir la revocatoria hasta el 25 de ese mes, o en su defecto dentro de las dos primeras horas hábiles judiciales del 26, cosa que no hizo; concluyendo que las resoluciones impugnadas habían sido alcanzadas por el principio de preclusión.

      Agregó que el primero de los autos (fs. 1614) por el cual se emplazaba a subsanar dentro de las 24 hs. la omisión en los términos del art. 120 del Código Procesal Civil y Comercial -para evitar el exceso ritual manifiesto- se notificó por nota, pese a que este precepto no exige esa forma.

      Asimismo destacó el tribunal que las argumentaciones vertidas con relación a que el expediente no se encontraba a la vista, tampoco tenían asidero dado que del libro de notas no surgía que el impugnante hubiera dejado constancia de esa circunstancia.

    2. El apoderado del actor interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en el que denuncia la violación de expresas normas constitucionales (arts. 18 de la Const. nacional y 15 de la Constitución de la Pcia. de Buenos Aires), de normas procesales (art. 135 inc. 5 e inc. 12 del C.P.C.C.) y de doctrina de esta Corte que cita.

      Aduce que presentó el escrito de expresión de agravios con tres copias para traslado, atento el desistimiento previo del recurso de apelación del apoderado de la citada en garantía Visión; es decir que los tres juegos de copias correspondían para el litisconsorte representado por el doctor H.E. (codemandados Mondo y Mutka), para el doctor Vespa (Clínica y Maternidad Colón S.A.) y para la doctora I.C. de Oscoz (apoderada de Federación Patronal Cooperativa de Seguros Ltda.).

      Describe su sorpresa al tomar conocimiento de las resoluciones por las que se lo emplazaba a acompañar copias y se decretaba la deserción del recurso, cuando su parte había cumplido correctamente con la carga procesal, y dado que ambos despachos fueron notificadosministerio legis, procediéndose a desglosar el escrito, considera que se incurrió en flagrante conculcación del derecho de defensa.

      En consecuencia...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR