Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV, 27 de Junio de 2019, expediente CNT 081667/2015/CA001

Fecha de Resolución27 de Junio de 2019
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA N° 106.138 CAUSA

N° 81667/2015 SALA IV “VALENTE LILIANA CRISTINA

C/FARMACIA CENTRAL SAN MIGUEL SCS Y OTRO

S/DESPIDO” JUZGADO N° 32.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 27 de junio de 2019, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

El D.H.C.G. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia apelan la actora (fs.

376/381) y los demandados Farmacia Central San Miguel SCS y J.M.L. (fs. 383/385 vta.). Las réplicas obran a fs. 387/389 vta.

(de los accionados) y a fs. 391/394 (de la demandante). La perito contadora y la representación letrada de la accionante, a fs. 374 y 382,

respectivamente, cuestionan sus honorarios, por estimarlos bajos.

II) La actora impugna la base de cálculo tomada en cuenta en origen. También se queja del rechazo de los salarios pretendidos en los términos del art. 213 LCT y de la multa del art. 80 LCT.

Los accionados se agravian de la condena dispuesta en grado.

Además critican la condena al pago de la multa prevista en el art. 2 de la ley 25.323. También objetan la imposición de costas.

III) Delimitados de este modo los temas traídos a conocimiento de este Tribunal, por razones de orden metodológico analizaré, en primer lugar, la queja de los accionados relativa a la condena dispuesta en su contra.

Tal como expuse en la S.D. Nº 96143, de fecha 09/03/12, in re “A.C.Y. c/ Knack Argentina SA y otros s/ despido”,

la ley adjetiva requiere un análisis razonado del fallo y también la demostración de los motivos que se tienen para estimarlo erróneo, de manera que en ausencia de objeciones especialmente dirigidas a las consideraciones determinantes de la decisión adversa al apelante, no puede haber agravio que atender en la alzada, pues no existe cabal expresión de éstos (cfr. F., E. en Código Procesal, T. II pág.

Fecha de firma: 27/06/2019

Alta en sistema: 22/07/2020

Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: L.G.B., S. #27891002#238302727#20190627125033444

Poder Judicial de la Nación 266). Así, el Alto Tribunal ha sostenido que la invocación genérica y esquemática de agravios resulta insuficiente para fundar el recurso, ya que no basta la aserción de determinada solución jurídica en tanto ella no esté razonada con referencia a las circunstancias del expediente y a los términos del fallo que lo resuelve (CSJN Fallos 312:587).

Tales recaudos no fueron cumplidos en la queja en análisis.

Los apelantes aducen que “la sentencia no tomó en cuenta que la actora nunca acreditó el accidente que invocó y tampoco acreditó la supuesta enfermedad inculpable”.

Ahora bien, no hay controversia en cuanto a que la demandada formuló una denuncia a La Caja ART SA del accidente relatado por la actora, y la aseguradora le otorgó al siniestro el Nº 692.129.

Además, de la prueba rendida en autos se observa que la ART a fs. 229/240 informó: “Procedemos a informar que la denuncia del accidente laboral con fecha 13/03/2015, padecido por la Sra. V.L.C. fue realizada por el empleador telefónicamente.

Procedemos a adjuntar copia completa de lo solicitado.”

De dicha oficiaria se desprende que la aseguradora a través del Dr. M.B.I. (especialista en Ortopedia y Traumatología),

estimó como diagnóstico presuntivo de la actora un “bloqueo de rodilla”, “esg. de ligam. laterales (interno y externo) de la rodilla”, le ordenó y efectuó una RMN de la rodilla derecha, le indicó y le otorgó

sesiones de FKT, y le concedió traslados para control.

Asimismo no fue objeto de un concreto agravio que las constancias de la causa “evidencian que la actora se hallaba con indicación de reposo (…) En tales condiciones, el hecho de que el 10 de abril de 2015 la ART haya rechazado la cobertura del siniestro por considerar que la actora padecía una afección degenerativa e inculpable (v. fs. 239) no implica que se hallase en condiciones de trabajar, como así tampoco que la demandada desconociese tal circunstancia”.

Por el contrario, los mismos testigos de la demandada refirieron como hecho público y notorio la afección que la misma padecía.

En las condiciones expuestas, más allá de la naturaleza del siniestro es claro que el mismo afectaba la movilidad de la actora y que ello era conocido por la demandada siendo que dio aviso a la ART. Por Fecha de firma: 27/06/2019

Alta en sistema: 22/07/2020

Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: L.G.B., S. #27891002#238302727#20190627125033444

Poder Judicial de la Nación otra parte, el alta otorgada por la aseguradora por tratarse de afección inculpable no conlleva –reitero- que aquella se hallase en condiciones de trabajar. Prueba de ello es que continuó sin reintegrarse a sus tareas y la demandada le abonó licencia por enfermedad durante los meses de mayo y junio de 2015

.

En tales condiciones no resulta justificable que la demandada no le haya abonado el salario del mes de abril, siendo que está claro que estaba anoticiada de su afección y, en todo caso, previo a privarla de su salario pudo ejercer el control previsto por el artículo 210 LCT,

facultad que no adujo haber utilizado

.

Desde esta perspectiva, la manifestación de los apelantes acerca de que la actora “no trajo ningún certificado médico ni justificó la enfermedad” es a todas luces insuficiente a los fines pretendidos pues además de que, reitero, no fue objeto de un concreto agravio que la movilidad de la actora se encontraba afectada y que ello era conocido por la demandada, la accionada para cuestionar válidamente el estado de enfermedad denunciado por la actora pudo haber ejercido la facultad que le otorga el art. 210 LCT, y sin embargo no lo hizo. En este orden de ideas no tiene asidero la afirmación de los recurrentes acerca de que la actora impidió el ejercicio del debido control patronal pues los accionados ni invocaron ni acreditaron haber enviado un galeno al domicilio de la trabajadora para constatar su estado de salud.

A ello cabe agregar que la ausencia total de patología que invocan injustificadamente los accionados se contrapone con las constancias de la causa, en tanto la ART le indicó a la actora sesiones de kinesiología y ordenó que se la trasladase para efectuarse los controles pertinentes. En este orden de ideas, de la información de fs.

274I/278I del Centro Médico Dr. E.A. y de la oficiaria proveniente del Hospital Dr. A.D. de fs. 329/334 también se observa la atención médica brindada a la actora por dichos nosocomios por su afección en su rodilla.

Además no hay controversia en cuanto a que la empleadora no le abonó a la actora el salario del mes de abril de 2015, pese a las requisitorias cursadas por la accionante.

Por todo lo expuesto voto por ratificar la solución adoptada en Fecha de firma: 27/06/2019

Alta en sistema: 22/07/2020

Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA

...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR