La vacuna electoral

"Si todo va bien, en agosto, septiembre, tenemos vacunados a todos los argentinos".(De Ginés González García.)Ginés se tenía fe y, como se suele decir, la fe es lo último que se pierde. El entonces ministro de Salud dijo que, si todo iba bien, en agosto, septiembre, íbamos a estar vacunados todos los argentinos. Pero, de repente, saltó el Perro Verbitsky y dijo que a él ya lo habían inoculado en el Ministerio de Salud, y a Ginés lo mandaron a guardar el algodón, el alcohol y la gomita justo el día del cumple de Cristina. Qué regalito. Todo tiene que ver con todo, diría Ella.Ginés venía tropezando tupido, es cierto, pero fue útil abriendo paraguas. Por ejemplo, cuando dijo que era "un riesgo absolutamente innecesario" hacer las PASO en agosto porque no había garantías. Qué loco todo. En octubre, en pleno aislamiento, se abrieron 36 escuelas para que pudieran elegir presidente 60.000 ciudadanos bolivianos que residen en la Argentina, y en el mundo ya tuvieron elecciones en pandemia decenas de países. Pasaron cosas, diría Gabriela Michetti.Hay que ver si Ginés, alias el Ex, se refería a las garantías sanitarias o a las que le faltarían al oficialismo para ganar las elecciones en agosto. Pudo haber sido un eslabón más en la cadena de anuncios que, a falta de vacunas, apuntan a dar vuelta la taba electoral.Kicillof, por ejemplo, prometió invertir $800 millones en contratación de docentes para garantizar las clases. Martín Guzmán dijo que la firma del acuerdo con el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba