Vacaciones inclusivas: teatro y cine adaptados para chicos con discapacidad

 
EXTRACTO GRATUITO

A Jonathan Gelves no le gustan mucho las vacaciones de invierno. Su mamá confiesa que no es fácil encontrar espectáculos en los que su hijo la pase bien. Ir al cine o al teatro no suele ser un buen plan, porque cuando las luces de la sala se apagan Jonathan -que tiene 19 años y un retraso madurativo que le diagnosticaron cuando tenía 4- se asusta. Tampoco le gustan los sonidos fuertes, y las voces demasiado agudas lo ponen un poco nervioso. Pero anteayer fue con sus hermanos y sus primas al Centro Cultural 25 de Mayo, en Villa Urquiza, a ver una función distendida de La gran farándula. "Vinimos en patota. No suele haber muchas oportunidades en las que podamos ir todos juntos a ver un espectáculo. Cuesta la inclusión, aunque al menos ahora se habla un poco más del tema", dice Verónica Gelves, la mamá de Jonathan.¿Qué es una función distendida? Un espectáculo sutilmente modificado para favorecer a las personas con dificultades sensoriales, trastornos del espectro autista, del aprendizaje y otras discapacidades relacionadas con la comunicación. En una función distendida, la luz de la sala no se apaga nunca. Los actores, en lugar de generar sorpresa con su primera aparición en el escenario, acuden a la antesala del teatro -maquillados y vestidos tal cual se los va a ver en escena- y se presentan ante el público. No hay sonidos estridentes ni luces estroboscópicas durante la función, de esas que emiten una serie de destellos en una rápida sucesión. Y quien quiera caminar, correr o saltar por los pasillos podrá hacerlo libremente.Como parte del proyecto Teatros Accesibles del Ministerio de Cultura porteño, el Centro Cultural 25 de Mayo estrenó durante estas vacaciones de invierno su primera función distendida. "Empezamos con las funciones accesibles adecuando todo para las personas con discapacidad motriz, auditiva y visual. Pero en las funciones distendidas hay un trabajo y un compromiso de las compañías teatrales, que se capacitaron especialmente y se involucraron en la misión", cuenta Nahuel Tachela, director ejecutivo del complejo.Casi imperceptiblesPara los hermanos y las primas de Jonathan, que no tienen ningún tipo de discapacidad, los cambios entre una función común y una distendida fueron casi imperceptibles. Pero Débora Ferrilli, de la ONG Unidos por la Alegría, asegura que estas mínimas modificaciones son esenciales para que un chico con trastorno del espectro autista, por ejemplo, pueda disfrutar de un espectáculo. "Para algunos de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA