Un vacío legal se abre frente al despliegue de militares en el Norte

 
EXTRACTO GRATUITO

El Gobierno decidió el despliegue de militares en zonas de frontera para suplir a las unidades de Gendarmería que http://www.lanacion.com.ar/1615028-trasladan-gendarmes-de-la-frontera-al-conurbano-bonaerenseEsa medida, mucho más que un simple enroque de efectivos, abre paso a la polémica, ya que la presencia del Ejército en funciones de seguridad interior está prohibida. Legisladores opositores hicieron notar esa situación la semana pasada, mientras que el ministro de Defensa, , aseguró que el patrullaje militar no quebrará la ley. Entre una y otra posición, en ese espacio de vacío legal, se moverán 4500 militares con funciones aún poco claras.La presidenta había advertido a mediados de julio, durante la cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, que emplearía el poder militar en la frontera norte. http://www.lanacion.com.ar/1615218-criticas-porque-500-gendarmes-son-llevados-al-conurbanoen pleno centro de nuestras ciudades y tener nuestras fronteras que sean verdaderos coladores. Entonces creo que, allí, las Fuerzas Armadas pueden cumplir un rol más que importante en colaboración directa con nuestras fuerzas de seguridad", dijo la mandataria en esa oportunidad.Esas palabras tuvieron eco en el mensaje del general de división Gerardo Milani al asumir el mando del Ejército. Se le escuchó decir en su discurso en el Colegio Militar: "El Ejército quiere contribuir con las acciones de seguridad que nos encomiende el gobierno nacional".La primera orden llegó rápido: tomar posiciones en la frontera norte para "vigilar". La hipótesis de conflicto -que siempre se mantuvo bajo el eufemismo de "capacidades para..."- es el narcotráfico.Y ahí empiezan las colisiones con las leyes de defensa nacional y de seguridad interior. Fundamentalmente con la reglamentación de la ley de defensa aprobada en 2006: la única función posible para los militares es su empleo "ante agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otros Estados".Aunque las leyes de defensa nacional y de seguridad interior dejan posibilidades para el uso interior del instrumento militar ante casos específicos, no parecería que en este caso se cumplieran los requisitos formales. Las Fuerzas Armadas no tienen aval legal ni siquiera para proteger las fronteras, excepto en el caso de un ataque exterior por parte de otro ejército convencional.Esa intervención como fuerza fronteriza es una vieja aspiración del Ejército, una idea que se propone una y otra vez desde por lo menos las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA