La urgencia vence al relato

 
EXTRACTO GRATUITO

Más allá de http://www.lanacion.com.ar/1579769-la-pregunta-puede-lazaro-baez-sumarse-al-plan-para-repatriar-capitales, el generoso blanqueo impositivo que se anunció ayer desnuda la imperiosa necesidad del gobierno de Cristina Kirchner de inyectar dólares a una economía anémica por la escasez de capitales, de inversiones y de confianza.No importa ya que buena parte de los 80.000 millones de dólares que desde 2007 se fugaron del circuito económico hacia cuentas en el exterior, cajas de seguridad o "colchones", no haya sido declarada ni haya pagado ninguno de los impuestos que la AFIP http://www.lanacion.com.ar/1579765-los-economistas-volcaron-en-twitter-sus-criticas-al-blanqueo-de-capitales.La "vista gorda" que implica esta medida demuestra que tiene cara de hereje la necesidad de atraer dólares -negros, a falta de blancos- desde el circuito informal. Pero también que la igualdad ante las leyes (en este caso, tributarias) pasa a ser un concepto relativo y hasta selectivo.Aunque ninguno de los funcionarios lo haya admitido en la conferencia de prensa, la necesidad y urgencia de captar capitales evadidos reconoce implícitamente dos lapidarias consecuencias del cepo cambiario instaurado hace un año y medio.Y que ahora buscan atenuarse con este blanqueo dirigido y cuyo vencimiento está previsto para dos meses antes de las elecciones de octubre.Una es la virtual paralización del mercado inmobiliario, especialmente para la compraventa de propiedades usadas que hasta mediados de 2012 se concretaba en dólares. Con el dólar blue por encima de los 10 pesos y una brecha cambiaria de casi 100 por ciento con el tipo de cambio oficial, desaparece toda referencia de precios.Casi nadie que haya adquirido un inmueble en dólares acepta bajar demasiado el precio o venderlo en pesos a un dólar gris, ni celeste, ni de cualquier otro color que no sea verde. Para los compradores que disponen de pesos, esto significa un encarecimiento del valor al doble. De ahí que la "zanahoria" del nuevo régimen sea captar dólares en negro para blanquearlos sin costo a través de Certificados de Depósitos Inmobiliarios (Cedim) y utilizarlos para pagar en moneda extranjera las propiedades que compren. Según la aceptación que tenga, significará restablecer parcialmente la operatoria interrumpida abruptamente el año pasado.Aquel "cambio cultural"De esta manera, el blanqueo va a contramano de todos los discursos oficiales a favor de la pesificación de la economía, que se intentó promover sin éxito...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA