La URBA y los árbitros

 
EXTRACTO GRATUITO

La relación entre la Asociación de Referees y la URBA es tensa. Hay dos situaciones puntuales que colmaron la paciencia de los árbitros. El primero es el caso de Eduardo Terán. En un partido de preintermedia entre Olivos y Champagnat, en el Top 14 de 2011, hubo una pelea generalizada entre los jugadores. El juez recibió un puñetazo y cayó desmayado. El partido, lógicamente, se suspendió y el árbitro informó sobre la situación, aunque no pudo identificar a la persona que lo golpeó. Como tampoco hubo una denuncia particular de ninguno de los dos clubes, muchos integrantes de la Asociación de Referees esperaban una sanción grupal (hubo antecedentes con San Albano). Sin embargo, el Consejo directivo de la URBA sigue sin resolver sanciones y aún no hay suspendidos.El segundo caso no remite a una agresión física, pero no por eso es menos grave que el anterior. En un encuentro en GEBA, el dirigente Adrián Caprarulo insultó a un árbitro que debidamente informó lo ocurrido. La sanción que dispuso el Consejo Directivo de la URBA fue un "fuerte apercibimiento" al directivo, pero eso no le impidió seguir desempeñándose como? prosecretario del Consejo Directivo.En las reuniones que los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA