La UOM de Caló acordó una suba del 24%

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1579589-sin-acuerdo-la-uom-se-endurece-y-rechaza-ser-la-paritaria-testigo"¿Firmo por el 25, ministro?" Carlos Tomada no le siguió demasiado la corriente y cortó el chiste: "Dale que acá estás como http://www.lanacion.com.ar/la-negociacion-salarial-t47493Detrás de la anécdota, escenificada anteanoche en el Teatro Nacional Cervantes, la paritaria de los metalúrgicos ya está acordada de palabra y se sellará formalmente el lunes próximo, en la sede del Ministerio de Trabajo.El aumento salarial será del 24%, a pagarse en dos tramos: un 17% a partir de abril y el 7% restante en julio. Además, habrá dos bonificaciones extra de 680 pesos. El acuerdo será anual y servirá como referencia para el resto de los sindicatos, ya que la UOM es el gremio que conduce el jefe de la CGT alineada con la Casa Rosada.Inicialmente, Caló había arrancado la negociación con un pedido de suba salarial del 32%. Tras el unánime rechazo de las cámaras empresariales y la presión ejercida desde el Gobierno, el metalúrgico bajó sus pretensiones a un 24%. El alza, de todos modos, alcanzará el objetivo central del gremio: que el salario básico supere la barrera de los 5000 pesos.Acostumbrado a enviar mensajes ambiguos o a sumirse en silencios cargados de sentido, Caló amenazó durante dos semanas con activar eventuales medidas de fuerza si no llegaba a un acuerdo salarial. Sin embargo, en la mesa chica de debate de la UOM, fue él quien le bajó el tono a esta iniciativa, impulsada por los sectores más díscolos del gremio metalúrgico.El apretón de manos entre Caló y los empresarios se dará el lunes próximo ante la presencia del ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Si bien aún está en debate si el aumento del 24% contemplará a la categoría más alta, el acuerdo ya es un hecho, según confirmaron a LA NACION fuentes gremiales y empresariales.La inflación dejó de ser un tabú para el gremialismo aliado a la Casa Rosada. Caló y el resto de sus colegas de la CGT oficialista reconocieron públicamente que no se fían por las estadísticas del Indec para negociar salarios. Ni siquiera el estatal Andrés Rodríguez, de UPCN, cree que la inflación de 2012 fue del 10,8%, tal como informaron anteayer el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.Tampoco se fían de las estadísticas oficiales en la CTA kirchnerista de Hugo Yasky. Es probable, incluso, que desde esta central surja un pedido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA