La UOM, uno de los sindicatos más cercanos al Gobierno, va mañana a un paro de 36 horas

 
EXTRACTO GRATUITO

, blanqueó ayer que el Gobierno lo presionó para que los aumentos salariales no superen el 25 por ciento anual. La confesión hizo público lo que hasta hace unos días funcionarios y sindicalistas susurraban en secreto por los pasillos de los ministerios de Trabajo y de Economía o de la misma Casa Rosada.

La imposición de una pauta salarial por debajo de las pretensiones gremiales empujó a Caló a un inusual terreno de conflictividad. Su gremio, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), anunció para mañana un paro sectorial de 36 horas. Es poco probable que se efectivice porque Carlos Tomada, titular de la cartera laboral, ya tendría redactada el acta para llamar a una conciliación obligatoria.

La protesta de los metalúrgicos, avalada ayer por unanimidad por el resto de la cúpula de la CGT oficialista, podría ser el germen de una huelga general convocada por las tres vertientes de la central obrera, según reconocieron a LA NACIÓN dirigentes jerárquicos de los tres sectores. La iniciativa podría tomar forma la semana próxima, cuando la estratégica alianza de 22 gremios del transporte determine paros sectoriales y escalonados en contra del y para exigir "paritarias libres".

De no prosperar una medida de fuerza entre los diferentes sectores, se intentará coincidir en un documento común con dos ejes: paritarias libres y Ganancias. Los cambios tributarios anunciados ayer por el ministro de Economía, Axel Kicillof, no colmaron las expectativas gremiales. Es más: acentuó el malestar la comparación que el funcionario trazó entre el impuesto y las quitas por la cuota sindical, un pago que no es obligatorio, salvo unas pocas excepciones.

La CGT de Caló debatirá mañana su postura en una reunión de consejo directivo que fue convocada de urgencia a partir de los fracasos de las paritarias de la UOM y del Sindicato de Empleados de Comercio. A los dos sindicatos, que comulgan con el kirchnerismo, Tomada no les avaló los acuerdos con los empresarios por subas de un 28 y un 30 por ciento, respectivamente.

La CGT de Moyano, en tanto, lo resolverá hoy, después de la visita de la candidata presidencial Margarita Stolbizer a la sede de Azopardo. Luis Barrionuevo y su tropa de aliados de la central Azul y Blanca presionan desde hace meses con coordinar una misma estrategia salarial, por lo que se descuenta que acompañarán la jugada.

"No comparto que pongan techo a las paritarias. Siempre...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA