Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii, 21 de Junio de 2017, expediente CNT 003971/2014/CA001

Fecha de Resolución21 de Junio de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VII Causa N°: 3971/2014 SENTENCIA DEFINITIVA Nº 50987 CAUSA Nro. 3.971/2014 - SALA VII - JUZGADO Nº 70 En la Ciudad de Buenos Aires, a los 21 días del mes de junio de 2017, para dictar sentencia en estos autos: “UNCO ALBA ROSA DEL VALLE C/ JUMBO RETAIL ARGENTINA S.A. S/ DESPIDO”, se procede a votar en el siguiente orden:

LA DOCTORA ESTELA MILAGROS FERREIRÓS DIJO:

I.En estos autos se presenta la actora a iniciar demanda con el fin de percibir las indemnizaciones del despido, diferencias salariales, multas e incrementos previstos en el ordenamiento laboral.

Afirma haberse desempeñado en relación de dependencia para la aquí

demandada con la categoría de cajera y que luego fue ascendida a la categoría de supervisora sin que dicho ascenso se viera reflejado en sus recibos de sueldo.

Detalla las tareas que realizaba y que, tras volver de su licencia por maternidad debió cumplir funciones de cajera, que la degradaron y la humillaron lo que le provocó una descompensación psicológica con un cuadro de trastorno distímico.

Refiere que procedió a intimar a su entonces empleadora a que registrara correctamente el vínculo laboral en cuanto a su verdadera categoría y real remuneración, solicitando además el pago de las diferencias salariales correspondientes.

Transcribe el intercambio telegráfico pertinente el que culminó con el despido indirecto dispuesto por su parte ante el desconocimiento de la accionada de atender sus reclamos.

En consecuencia, solicita el progreso de los rubros que detalla en la liquidación que realiza en la demanda.

A fs. 40/55 se presenta la accionada a contestar la acción quien, tras realizar la negativa de rigor, da su versión de los hechos negando, en lo principal, que la actora hubiera cumplido tareas de supervisora.

Impugna la liquidación practicada, ofrece prueba y pide, en definitiva, el rechazo de la acción incoada.

A fs. 369/380 luce la sentencia de primera instancia por la cual la Sra.

Jueza “a quo” hizo lugar a la demandada en la mayoría de los reclamos deducidos, lo que motivó los recursos de apelación interpuestos por la parte actora (fs. 381/382) y por la demandada (fs. 383/390).

La perito psicóloga, a fs. 391, apela los honorarios que le fueron regulados, por considerarlos bajos.

Fecha de firma: 21/06/2017 Alta en sistema: 22/06/2017 Firmado por: ESTELA MILAGROS FERREIROS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.R., SECRETARIA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA #20719032#181871318#20170622092907698 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VII Causa N°: 3971/2014

  1. Por razones de estricto orden metodológico abordaré los agravios en el orden que sigue, en virtud de la incidencia que cada uno de ellos tiene en la resolución del pleito.

    En primer lugar, agravia a la demandada que en primera instancia se haya considerado acreditado que la empresa no le hubiere dado a la actora la categoría laboral de supervisora y que dicha causa haya sido suficiente causa de despido.

    Al respecto, realiza el recurrente una exposición respecto de consideraciones acerca de que la causa en la que se fundó el despido no sería suficiente a los fines de extinguir la relación laboral, para luego agraviarse de la valoración de la prueba testimonial realizada en primera instancia.

    En ese sentido, pretende desvirtuar los dichos de los testigos que declararon a instancia de la actora, pero no se hace cargo del fundamento brindado por la sentenciante respecto a que el propio testigo propuesto por la demandada, P.N.M., corroboró la postura del inicio al manifestar que “en los últimos tiempos la actora estuvo como “supervisora” hecho que tuvo lugar hace dos o tres años atrás…” (ver fs. 212)

    En mi opinión, la testimonial que pretende desvirtuar el recurrente, a la luz de lo normado por el art. 386 CPCCN, se advierte objetiva, concordante y con debida razón de sus dichos, siendo que los deponentes han declarado sobre hechos que percibieron a través de sus sentidos revelándose conocedores de las circunstancias de tiempo, modo y lugar sobre las que declararon.

    Cabe destacar que el J. laboral debe apreciar, según las reglas de la sana crítica, los elementos probatorios existentes en la causa. A mi juicio las conclusiones a las que se arribó en el fallo apelado son acertadas, sobre la base de los elementos fácticos y jurídicos agregados en la causa, y no observo en el escrito del apelante, datos o argumentos que resulten eficaces para revertir el fallo.

    En ese andarivel, advierto que el sentenciante ha examinado detalladamente las declaraciones testimoniales, y les ha conferido –a mi criterio, apropiadamente-

    plena fuerza convictiva, y que el análisis de las pruebas e impugnaciones por cuya valoración se agravia el apelante fue la correcta.

    Finalmente, comparto el criterio asumido por la sentenciante respecto de que la circunstancia de que no le hayan reconocido la real categoría en la que se desempeñaba la actora, constituyó una injuria de entidad suficiente que, sin dudas justificó la ruptura del vínculo en los términos dispuestos por la trabajadora...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR