La tuneladora, la gran promesa, duerme en su trinchera de Haedo

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1592806-las-pruebas-con-las-que-el-gobierno-acusay que según las promesas oficiales cambiará diametralmente la manera en la que corre el ferrocarril hacia el Oeste, http://www.lanacion.com.ar/choque-de-trenes-en-castelar-t49471ya suma siete años de demora.En el último anuncio oficial, en septiembre del año pasado, las autoridades nacionales se multiplicaban para aparecer en la foto con la imponente tuneladora bautizada La Argentina, que emprendería el largo camino para soterrar el ferrocarril Sarmiento. Pero diez meses más tarde duerme en el olvido en el obrador de Haedo construido para contenerla.De las más de 500 personas contratadas sólo quedaron unos treinta. Y un futuro incierto, porque el Gobierno no consigue reunir los 1500 millones de dólares que el Consorcio Nuevo Sarmiento requiere para comenzar a cavar el túnel de 17 kilómetros hasta el barrio porteño de Caballito.Este primer tramo iba a completarse en diciembre de 2015, pero la tuneladora La Argentina -la más grande de América latina, que costó 40 millones de euros y tenía una llamativa cabeza con el escudo nacional- está ensamblada en la trinchera de Haedo, a la intemperie, a la espera de financiamiento.Esta obra, que beneficiaría a 280.000 pasajeros por día, fue adjudicada en 2008 por la Nación a un pool de empresas. Pero los trabajos se demoraron por las negociaciones por la adecuación de precios ante la suba del índice inflacionario, según confiaron empresarios del sector. Luego del trágico accidente en la estación de Once, el 22 de febrero del año pasado, el Gobierno anunció el inicio de la obra, pero esa promesa tampoco se cumplió.Hoy, en las 11 hectáreas del obrador de Haedo, los guardias de seguridad del lugar confirmaron que la obra está "totalmente parada", pero aseguran que "hay movimiento de obreros y ejecutivos que entran y salen". Consultados sobre esta situación, desde el Consorcio Nuevo Sarmiento -conformado por Iecsa, Odebrecht, Comsa y Ghella- indicaron que no iban a responder las inquietudes de la nacion.El último intento de que la obra se encamine había sido de la empresa brasileña Odebrecht, en el sentido de que hizo gestiones con bancos de Brasil para conseguir financiamiento. Pero la aprobación definitiva nunca la tuvo.El soterramiento del ferrocarril Sarmiento, una obra de 32,6 kilómetros, es de vital importancia para la conexión entre el oeste del Gran Buenos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA