Tucumán, primera estación de una gira bicentenaria para el arte argentino

 
EXTRACTO GRATUITO

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- No queda ninguna muestra de friselina (tela sintética para embalar) y nadie sabrá qué impresiones de su viaje en la misma caja habrán compartido "Vivir un poco cada día", de Rómulo Macció, y "Retablo del dolor", de Raquel Forner, desde que salieron de su "casa" el Museo Nacional de Bellas Artes, en la Recoleta, hasta que llegaron al centenario Museo Provincial de Bellas Artes Timoteo Navarro, en esta ciudad ansiosa por celebrar el Bicentenario de la Independencia. La exposición a la que partenecen cuenta con trabajos de figuras argentinas destacadas en sus disciplinas como, entre muchos, Antonio Berni, León Ferrari, Xul Solar, Jorge Macchi, Guillermo Kuitca, Enio Iommi, Marta Minujín, Sara Facio, Marcos López y Adriana Lestido .

Ya no hay huellas de los elementos ineludibles para embalar las casi 80 obras que, en cajas de madera diseñadas especialmente, recorrieron el largo trayecto que separa a Buenos Aires de Tucumán para la muestra "Congreso de Tucumán. 200 años de arte argentino", que también hace historia porque es la primera vez que salen de gira por el interior del país en una propuesta consolidada.Los embalajes están guardados a la espera de que, en septiembre el conjunto de todos los tiempos y todas las disciplinas siga su camino hacia Rosario y de allí a otros cinco museos del país para regresar a su "casa" recién en diciembre del año próximo.

Los siete museos de esta "caravana" de exhibición también comparten la experiencia de traslados, embalajes y montajes. Todos preparan sus espacios para las condiciones museísticas que requiere este recorte de 200 años de arte, reflejado en cuatro ejes temáticos (paisaje y territorio, los cambios sociales y vanguardia y abstracción) para convivir o contraponerse en diálogos ínter generacionales con una estética cuidada.

El Museo Timoteo Navarro, la primera escala, hizo crecer los paneles de exposición porque debían albergar trabajos como "El obrero encadenado", de Antonio Berni, el paisaje sin título de Eduardo Stupía, "En la maraña", de Luis Felipe Noé y, el paisaje urbano sin título de Antonio Seguí, para citar apenas algunos de los trabajos. Y también redefinir la iluminación de las salas para que se luzcan en todo su esplendor piezas como "En el camino", de Juan Carlos Distéfano, "Cintas (rosa)", de Cristina Schiavi, "Bloque en contra fuerza", de Mauro Koliva, el acero inoxidable espejado de Fabiana Imola, o "Chola Nike", el sombrero típico de Bolivia de José...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA