Trump: Por qué los vecinos no quieren que viva en su casa de Palm Beach

Desde que compró la imponente mansión Mar-a-Lago, en 1985, el ahora ex Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha tenidoLa disputa data desde el momento en que el magnate, con su tradicional olfato inmobiliario, consiguió comprar la propiedad a un precio de ganga. La mansión, de 126 habitaciones y la 22va más grande en todo Estados Unidos,Sin embargo, en 1993, un Trump complicado financieramente y buscando reducir los enormes gastos de mantener una propiedad de más de 10.000 metros cuadrados,A pesar de que Mar-a-lago fue uno de los lugares en que Trump pasó más tiempo durante su mandato, siendo sede de reuniones bilaterales (recibió allí a los mandatarios de China, Japón y Brasil, en ocasiones separadas), escapadas de fin de semana e incluso fiestas de fin de año,En el 2015 demandó nuevamente al condado por lo que consideró un "intento deliberado y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba