Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 28 de Febrero de 2023, expediente CNT 037502/2021/CA001

Fecha de Resolución28 de Febrero de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

Expediente Nro.: 37.502/2021 (J.. Nº 20)

AUTOS: "TREVISAN, SANTIAGO C/ DESARROLLO LUCAS S.A. Y OTRO

S/DESPIDO "

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. A.É.G.V. dijo:

Contra la sentencia dictada el 14/12/2021 se alzan las partes actora y demandada en los términos que vierten en los escritos incorporados al sistema Lex 100. El memorial de la parte demandada mereció

réplica de la contraria. Asimismo, el perito contador cuestiona la regulación de honorarios efectuada en su favor, por reducida. La representación letrada de la parte actora –por su propio derecho- cuestiona la regulación de honorarios efectuada en su favor, por reducida.

La parte demandada se agravia porque la judicante consideró no acreditada la causal para despedir al trabajador; y, porque, la condenó a abonar los rubros de la liquidación final. También critica el modo en que fueron impuestas las costas.

La parte actora se queja porque la Sra. Juez de grado no aplicó la presunción prevista en el art. 55 LCT y, en base a ello, tampoco hizo lugar a las comisiones reclamadas. También se queja porque, según dice,

la sentenciante habría omitido valorar la respuesta del Banco Supervielle que evidencia la existencia de diferencias salariales en favor del trabajador.

Finalmente se queja porque la Sra. Juez de grado desestimó la extensión de responsabilidad de la codemandada M.C.M..

  1. Delimitados de este modo los temas traídos a conocimiento de este Tribunal, por razones de orden metodológico, analizaré,

    en primer lugar, la queja de la accionada en torno a la conclusión de la Sra.

    Fecha de firma: 28/02/2023

    Juez a quo que consideró no acreditada la causal para despedir al trabajador.

    Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: C.C.A., PROSECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    En primer lugar, debo señalar que las argumentaciones vertidas por la apelante no logran enervar –en modo alguno-

    los argumentos fácticos y jurídicos en los cuales se sustenta la sentencia dictada en la anterior instancia (cfr. Art. 116 L.O.).

    Señalo esto pues la quejosa hace hincapié en destacar que la parte actora no ofreció prueba testimonial y en que, acaso, el análisis efectuado por la judicante respecto de las declaraciones testimoniales propuestas por su parte habría sido interpretado “en forma favorable a la parte actora sin argumentos válidos, verosímiles y sobre todo,

    consecuentes a la causa”; pero lo cierto y concreto es que deja incólume los ejes fundamentales del fallo que llevaron a la judicante a concluir que la decisión resolutoria no resultó ajustada a derecho.

    En efecto, la accionada se limita a cuestionar –en forma genérica- el modo en que la judicante habría valorado la prueba testimonial producida por su parte, mas soslaya criticar la conclusión de la Sra. Juez a quo según la cual “Analizada la causal de despido esgrimida por la accionada, la misma no denota acabadamente el requisito dispuesto por el artículo transcripto en el párrafo anterior (art. 243 L.C.T.), la cual, no sólo es eficaz como acto unilateral extintivo de la relación, sino que además estimo que no tiene validez como invocación de justa causa de rescisión contractual, ya que en su argumento no identifica concretamente fecha y acto por el cual es injuriada la empresa para así tener la facultad de despedir al actor”. Este argumento, no mereció crítica concreta y razonada por parte de la apelante, por lo que arriba firme a esta Alzada y resulta irrevisable en esta instancia (cfr. Art. 116 L.O).

    Frente a la ausencia de crítica concreta que rebata la conclusión antes transcripta, es evidente que la valoración de la prueba testimonial que individualiza la apelante, así como también los argumentos relacionados con la existencia de apercibimientos anteriores respecto del demandante, devienen inconducentes pues, tal como fue señalado por la Sra. Juez de grado, las causales esgrimidas por la empleadora al momento de disolver el vínculo resultaron “… genéricas y ambiguas, pues en ningún momento se puede verificar que conducta es cuestionada, no realiza una individualización específica de las irregularidades que acusa, además no Fecha de firma: 28/02/2023

    Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: C.C.A., PROSECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II

    especifica el día y hora de las infracciones tampoco lo hace por quienes recibieron dichas actitudes violentas”.

    Por ello, propicio desestimar el agravio y mantener lo decidido en la instancia de grado anterior, en el punto.

  2. El agravio de la accionada según el cual corresponde desestimar la procedencia de los rubros determinados en la liquidación final –basado en que los argumentos expuestos en el agravio anterior serían una consecuencia directa para establecer la improcedencia de los rubros que cuestiona- no puede resultar viables a la luz de la conclusión antes expuesta y por los fundamentos hasta aquí invocados.

    Las manifestaciones vertidas por la apelante según las cuales “….esta parte ha abonado la liquidación final mediante transferencia bancaria Banco Supervielle, la cual se encuentra acreditada en autos”, deben ser desestimadas pues no reúnen los recaudos de admisibilidad previstos en el art. 116 LO. Además, si bien la accionada adjuntó en el responde un comprobante de pago que quedó acreditado a través del oficio al Banco Supervielle; lo cierto y concreto es que no se ha explicado ni especificado a qué período corresponde el pago de la suma en cuestión ni menos aún sobre qué rubros, circunstancias que, por otra parte, ni siquiera fueron explicadas en el memorial recursivo (cfr. Art. 116 L.O.), por lo que corresponde desestimar la queja y confirmar lo decidido en la instancia de origen, en este aspecto.

  3. Se queja la parte actora porque la Sra.

    Juez de la anterior instancia no hizo lugar a las comisiones reclamadas en el inicio. Cuestiona los argumentos del fallo y sostiene que, a su modo de ver, la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR