Transporte más sustentable

 
EXTRACTO GRATUITO

Todos los días, la emisión de millones de toneladas de dióxido de carbono afectan a la atmósfera, cambiando a el clima e incidiendo en diversas condiciones de la vida en la Tierra. El transporte urbano de personas y de cargas en las rutas son en parte responsables de esto. Mientras se espera que para el año 2050 casi el 70% de la población global viva en ciudades, las necesidades de movilidad y transporte se incrementarán. En la actualidad, solo en la Ciudad de Buenos Aires, ocho de cada diez porteños utilizan algún medio de transporte público.Combustibles alternativos. Eficiencia.¿Cómo atender a estas necesidades crecientes de la sociedad de un modo sustentable a largo plazo? La Nación viajó a Estocolmo, una impoluta y fría ciudad salpicada entre 14 islas conectadas por 50 puentes, para conocer las tendencias y desarrollos tecnológicos en transporte público, que ya son una realidad en la capital sueca, modelo global de transporte sustentable, y que comienzan a llegar con algunas pruebas piloto a nuestro país.Llevar las emisiones de CO2 a un mínimo (o hasta eliminarlas) es una de las metas que se buscan alcanzar mediante el desarrollo de soluciones centradas en combustibles alternativos y vehículos más eficientes. La capital sueca brinda un pasaje a espiar cómo será el futuro de las ciudades en general y del transporte urbano en particular.Hoy, el 99% de la basura que generan los ciudadanos se reutiliza para convertirla en bioenergía y más de 200 autobuses que conectan de punta a punta la ciudad son híbridos o 100% a diversos biocombustibles. Visitamos una de las plantas de Scandinavian Biogás, que desde 2005 participa del ecosistema circular para convertir a la basura orgánica en energía. En ese mismo año, el gobierno sueco prohibió enterrar residuos orgánicos y la industria del biogás y biometano terminó de consolidarse. El tratamiento quirúrgico de las aguas residuales y la basura resulta en un gas que es sostenible y reduce las emisiones de CO2 en un 90%, contra un 15% de gas natural.La ciudad de Estocolmo ofrece el transporte público urbano 100% libre de combustibles fósiles con una flota de buses Scania que funcionan con biogás, biodiésel, etanol y otros gases. Por las calles, copadas por cientos de ciclistas, el andar de los buses es silencioso y suave, cuesta darse cuenta si están encendidos.¿Qué tan lejos estamos de este transporte sustentable en la Argentina? En la Ciudad de Buenos Aires el gobierno estará probando la performance...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA