Por tráfico de influencias, arrestan al hermano del comisario Perroni

 
EXTRACTO GRATUITO

"Esa es la voz de mi hermano. Métanlo preso".

La frase pertenece al jefe de la policía bonaerense, el comisario general Fabián Perroni y fue expresada cuando un subcomisario le hizo escuchar un mensaje de audio, de 42 segundos, en el que, a través de un intermediario, le ofrecía borrar el sumario administrativo que tenía en Asuntos Internos.

Luego de escuchar el audio y reconocer la voz de su hermano, el jefe de la policía bonaerense le ordenó al subcomisario, a cargo de la seccional de Castelar, que presentara la denuncia en una fiscalía de Morón.

Anteanoche, funcionarios de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial detuvieron a Fabio Maximiliano Perroni, de 38 años, uno de los nueve hermanos del jefe de la policía bonaerense, acusado de tentativa de estafa y tráfico de influencias.

En el mensaje, el hermano del jefe de la policía bonaerense le advertía a un intermediario que la situación del comisario sumariado era delicada, que lo suspenderían y que tenía la solución para salvarlo.

"Escuchame, genio", le dijo el sospechoso al intermediario. "Te digo que la mano con ese muchacho viene mal. Es más, tiene fecha la notificación de Asuntos Internos para suspenderlo. Así que fijate qué va a hacer el chaboncito, porque así me lo pasaron: es a cara de perro. Viene complicado el asunto. Tiene la salvación, pero, ahora te digo cómo. Te aviso, mirá que tiene fecha. Ese muchacho no pasa de fin de mes. Hay bronca", concluyó el mensaje.

El jefe de la policía bonaerense reconoció la voz de su hermano en ese audio.

El sumario administrativo en Asuntos Internos al que se refería el hombre que ofrecía sus servicios era real. El subcomisario que se acercó al comisario general Perroni el jueves pasado durante un acto en el que se demolió un búnker de venta de drogas en Vicente López, tenía un expediente administrativo por presunto cohecho pasivo y encubrimiento agravado que se había iniciado en 2015, cuando se desempeñaba en la Jefatura Departamental La Matanza.

"En esa época, Perroni no era jefe de la policía bonaerense y no tenía ninguna forma de poder influir en ese sumario. Tampoco existe ningún elemento que lo vincule con la supuesta actividad ilegal que habría desarrollado su hermano", explicó uno de los investigadores.

Ante la posibilidad de que esa información hubiera llegado a las manos del hermano del jefe de la policía por parte de algún integrante de la fuerza de seguridad provincial, la Auditoría General...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA