Trabajo infantil

AutorLucía M. Aseff
Páginas117-130
TRABAJO INFANTIL
Me ha parecido pertinente abordar este tema con una reflexión cuasi
sociológica destinada a señalar cómo, en muchos de nosotros, opera una
invisibilización de ciertas prácticas llevadas a cabo por menores de edad,
que no acostumbramos a pensar en términos de trabajo infantil aunque,
en rigor, constituyen algunas de las formas en que éste se presenta.
Tanto es así, que suele suceder que pese a ver habitualmente niños
en situación de calle y mendicidad —que como luego se verá es una forma
de trabajo, aunque en una primera mirada no lo parezca ni tenga sus no-
tas distintivas— no siempre tenemos real dimensión de en qué medida
estas situaciones se relacionan con el problema del trabajo infantil.
También sucede que la aproximación que cada uno tiene al tema
suele ser el producto de determinadas vivencias existenciales antes que
el resultado de una reflexión sobre la cuestión, y que estas vivencias
ge neralmente tienen mucho que ver con el lugar donde se vive. Y en
este sentido no se puede dejar de señalar que la pampa húmeda es una
región más favorecida que otras de nuestro país, porque no abunda en
ella el trabajo rural que necesita de recolectores manuales —donde se
emplean muchos menores— que es tan frecuente en otras zonas.
Hago esta mención porque el sector agrícola es aquél donde se re-
gistra la mayor cantidad de trabajo infantil, dado que los niños son los
preferidos por las empresas para levantar las cosechas de tabaco, algodón,
olivo, papa y cebolla, y también para ocuparse de tareas domésticas, del
cuidado de los animales y las herramientas, y de la carga, descarga, selec-
ción y clasificación de productos, situación que se encuentra naturalizada
e incentivada por los precios irrisorios que se pagan en este sector.
También abonaba este conocimiento superficial del tema mi anterior
ex periencia como jueza de fuero pleno —o sea civil, comercial y laboral —
que, en todo caso, implicaba a los menores en sus relaciones dentro
de la familia o como objetos de violencia doméstica, pero que tampoco
los traía a los estrados judiciales en su carácter de trabajadores. A fin
de investigar sumariamente esta situación llevé a cabo un informal y

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba