Trabajo en equipo

 
EXTRACTO GRATUITO

Cada tarde hacía la tarea en el Florida Garden, rodeada de los artistas, músicos y escritores más reconocidos de la escena porteña. Los sábados visitaba los talleres de Raúl Soldi, Antonio Berni o el "tío Petto", como llamaba a Emilio Pettoruti. Mariana Povarché aún recuerda el olor a pintura y a aquellos modelos que posaban mientras acompañaba a su padre, Natalio, uno de los galeristas pioneros de la Argentina.Fundada en 1957, Rubbers tuvo cinco sedes. Una de ellas se convirtió en noticia internacional cuando abrió sus puertas en 1968 sobre la calle Florida, a metros del Instituto Di Tella, con las paredes tapizadas con moquette negra.A los 15 años Mariana comenzó a tomar la posta al frente de la galería cuando sus padres se iban de viaje. "Yo recibía gente de afuera porque era la única que hablaba inglés. Desde muy chica aprendí a armar una muestra; todo se hacía en forma artesanal", dice esta mujer que recorrió el largo camino que va desde las imágenes en diapositivas y el Letraset sobre las paredes hasta el diseño en un iPad de los stands que hoy presenta en ferias de varios países.Si bien trabajó como psicopedagoga, finalmente las raíces fueron más fuertes. Durante una década acompañó a su padre en la galería hasta que en 2008, tras la muerte de Natalio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA