Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 17 de Febrero de 2021, expediente CIV 075699/2017/CA001

Fecha de Resolución17 de Febrero de 2021
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de febrero de dos mil veintiuno, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer los recursos interpuestos en los autos caratulados: “T., L.A. y otro c/Heidenreich, M.E. y otro s/daños y perjuicios (acc. tran c/les o muerte), Exp. n° 75699/2017, respecto de la sentencia de fs. 382/396, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: Señores Jueces Doctores R.P. - CLAUDIO RAMOS

FEIJOO - Se deja constancia que la Vocalía n° 4 se encuentra vacante (ver Res.

571 del Tribunal de Superintendencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil).

A la cuestión planteada el Dr. P., dijo:

I.C. la sentencia de fs. 382/396, que hizo lugar a la demanda interpuesta por L.A.T. y C.V.S., condenando a M.E.H. y a Caledonia Argentina Compañía de Seguros S.A.

-a esta última en los términos del art. 118 de la ley 17.418- a pagarle a T. $375.492 y a S. $2.000, más intereses y costas, por los daños derivados de un accidente de tránsito ocurrido el 9 de junio de 2017 en la localidad de San Miguel -Provincia de Buenos Aires-, expresaron agravios los actores, mediante escrito presentado digitalmente el 14 de octubre de 2020, contestado por el mismo medio el 18 de noviembre de 2020, y los condenados, mediante presentación digital conjunta del 9 de noviembre de 2020, replicada -también de forma digital- el 24

de noviembre de 2020.

  1. No hay agravios respecto a la responsabilidad que se atribuyera al demandado. Ambas partes plantean objeciones respecto de las partidas indemnizatorias determinadas por incapacidad física sobreviniente y por daño moral a favor de T.; así como del resarcimiento concedido a favor de cada uno de los actores en concepto de gastos. Adicionalmente, la parte actora se agravia del monto reconocido en concepto de privación de uso y del rechazo de la Fecha de firma: 17/02/2021

    Alta en sistema: 18/02/2021

    Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

    indemnización requerida por S. en carácter de daño moral; mientras que, de su lado, los emplazados se quejan de lo decidido en punto a los intereses.

    En el estudio y análisis de los agravios he de seguir el rumbo de la Corte Federal y de la buena doctrina interpretativa. Los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN, “Fallos”: 258:304; 262:222; 265:301; 272:225; F.Y., “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y Concordado”,

    Tomo I, pág. 825; F.A.. “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comentado y Anotado”, Tomo 1, pág. 620).

    Tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas,

    sino únicamente las que estime apropiadas para resolver el conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN, “Fallos”: 274:113; 280:3201; 144:611).

  2. El Sr. Juez reconoció a T. $250.000 en concepto de incapacidad física sobreviniente; mientras que, en lo que respecta a la codemandante S.,

    descartó que proceda una indemnización a su favor (ver fs. 387 vta./390 vta.)

    La representante de la parte actora pretende el incremento de la partida otorgada en beneficio de T., alegando que el monto indemnizatorio en cuestión “no es representativo de la merma sufrida en la capacidad física” de su representado. No plantea quejas en lo que refiere al rechazo de la indemnización que exigió inicialmente S. en carácter de incapacidad física sobreviniente,

    aspecto de la sentencia que ha llegado firme a esta Alzada.

    Por su parte, el representante de los condenados cuestiona la procedencia y cuantía del rubro en examen, argumentando que “no encuentra su fundamento en la prueba rendida en autos”.

    Veamos pues que surge de la compulsa del expediente.

    De la prueba informativa con la que se cuenta se desprende que,

    inmediatamente después de acaecido el siniestro, T. fue trasladado en ambulancia hasta el Hospital Larcade de San Miguel, en donde fue atendido por politraumatismos, particularmente traumatismo de tobillo izquierdo. A su vez, se sabe que el afectado regresó al nombrado nosocomio el 9, el 19 y el 30 de junio de 2017, ocasiones en las que fue asistido por un esquince y traumatismo de hombro, recibiendo indicación de guardar reposo, uso de anti-inflamatorios y ulterior fisiokinesoterapia. No existen constancias de atención médica posterior (ver copia de la causa penal agregada a fs. 63/83 e historia clínica agregada a fs.

    126/133).

    Fecha de firma: 17/02/2021

    Alta en sistema: 18/02/2021

    Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B

    El perito médico designado de oficio, Dr. A.G., luego de examinar al actor y analizar sus exámenes complementarios, indicó que, en la actualidad, la víctima padece: i) “síndrome meniscal con repercusiones en arco de movilidad miembro inferior izquierdo”, equiparable a un 10% de incapacidad parcial y permanente, y ii) “secuela de esguince de tobillo izquierdo” asimilable a un 5%

    de incapacidad parcial y permanente; todo ello de acuerdo al Baremo de la Ley de Riesgos de Trabajo. Y en una segunda presentación -ratificatoria del primer informe-, el idóneo aclaró que no le compete “establecer nexo de causalidad sino desde el punto de vista médico legal (…) a fin de que los litigantes puedan cotejar la pericial médica (…) con el resto de los medios de prueba ofrecidos;

    entre ellos, la documental (…)” (ver informe técnico de fs. 310/315 e informe ratificatorio de f. 331).

    Por supuesto que advierto que el apoderado de la citada en garantía objetó

    oportunamente el contenido de la referida experticia, afirmando -fundamentalmente- que la incapacidad allí consignada “carece de fundamento legal y científico, además de relación causal” con el accidente; pero tal impugnación -que no contó con el aval de un especialista- no alcanza a desmerecer las conclusiones sintetizadas en el párrafo que antecede (ver f. 317,

    cfr. arts. 386 y 477 del CPCCN).

    Para así sostener, tengo en consideración que -contrariamente a lo que el apoderado de los emplazados sostuvo en primera instancia y reitera por ante esta Alzada- el profesional de la salud actuante...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR