Todos buscaron datos en tribunales, sin éxito

 
EXTRACTO GRATUITO

Los tribunales federales de Comodoro Py se transformaron ayer, pasado el mediodía, en el epicentro de una noticia que nunca se pudo corroborar oficialmente. Móviles de TV rodearon el edificio, cronistas que hacían informes en la puerta micrófono en mano, todos en busca de confirmar la detención de Ibar Pérez Corradi, un dato que ninguna fuente judicial fue capaz de asegurar.

Hasta los abogados del supuesto ideólogo del triple crimen de General Rodríguez, que primero afirmaron que estaba preso en Paraguay, tuvieron que desdecirse tras entrevistarse con autoridades del juzgado federal de María Servini de Cubría, la jueza que investiga la causa del tráfico de efedrina en la Argentina.

Desde ayer, la jueza además se transformó en la magistrada a cargo del expediente por el triple crimen, por el que ya están condenados como autores materiales los hermanos Christian (44) y Martín Lanatta (42) y Víctor (35) y Marcelo Schillaci (36), tres de los cuales se fugaron del penal de General Alvear y fueron recapturados días después.

Los abogados de Pérez Corradi querían que esa causa donde su cliente está acusado de ser el instigador de los asesinatos quede en la justicia federal, como lo decidió la justicia ordinaria de Mercedes. La magistrada aceptó llevar adelante ese expediente, ya que en su juzgado se tramita otra causa por tráfico de efedrina por la cual están procesados ex funcionarios de la Sedronar. En esa causa ya declaró Martín Lanatta, e involucró al ex ministro Aníbal Fernández con el tráfico de ese precursor usado para fabricar drogas sintéticas.

Los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA