Otro tiroteo horroriza a EE.UU.: 13 muertos en pleno Washington

 
EXTRACTO GRATUITO

WASHINGTON.– Otra vez la paranoia y la búsqueda desesperada de motivos se instalaron ayer en Estados Unidos después de que 13 personas murieron durante una balacera en uno de los lugares más vigilados de esta ciudad: el interior de un edificio perteneciente al comando de la armada, a pocos minutos de la Casa Blanca y del Capitolio.Los disparos, poco después de las 8 de la mañana, se prolongaron por unos 40 minutos, cuando cientos de personas que trabajaban allí quedaron expuestas mientras buscaban desesperadamente escapar de la cafetería en la que se produjo la mayor cantidad de muertes."¡No es un simulacro, no es un simulacro!", fue el grito que, según confesaron testigos, terminó de sacarlos del desconcierto inicial.El incidente, aún no develado por completo, terminó con 13 muertos, entre ellos uno de los dos agresores, y por lo menos 12 heridos. El FBI identificó al agresor abatido como Aaron Alexis, un afroamericano de 34 años, oriundo de Texas, con antecedentes como contratista militar y reservista de la armada, especializado en electrónica de aviones. Habría entrado al vigilado centro naval con la identificación de otra persona.El otro presunto atacante seguía prófugo anoche y era objeto de una intensa búsqueda. No hay muchas pistas sobre él. Según las autoridades, se sabe que también es "negro, alto, con patillas canosas" y que, en el momento del ataque, "vestía un uniforme militar", aunque eso no significa que tenga esa condición. Aparentemente, huyó en medio de la confusión."Seguimos buscándolo. Cualquier información, por pequeña que sea, puede servir", dijo la jefa de policía de la ciudad, Cathy Lanier, casi en una súplica."No tenemos idea de los motivos. Todo está bajo investigación", dijo el caer la tarde el secretario de la armada, Ray Mabus, mientras continuaba la alerta."No tengo motivos, tampoco, para pensar en un episodio terrorista", añadió Mabus, poco después de haber informado al presidente Barack Obama sobre el cuadro de situación. La matanza de ayer en el centro naval conocido como Navy Yard es la más grave ocurrida en Estados Unidos desde 2009, cuando un psiquiatra militar mató a 13 personas e hirió a otras 40 en Fort Hood, Texas.Anoche seguía el rastrillaje del segundo sospechoso. Muchos recordaron entonces lo ocurrido en la maratón de Boston, en abril pasado, cuando la búsqueda de uno de los autores del ataque en esa fiesta deportiva se prolongó durante horas por la ciudad."Le pedimos a la gente del vecindario que no salga de sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA