El tiempo volvió atrás

 
EXTRACTO GRATUITO

Ayer el tiempo volvió atrás: http://www.lanacion.com.ar/1591516-chocaron-dos-trenes-del-sarmiento-en-castelar-y-hay-varios-heridosfue http://www.lanacion.com.ar/1556669-once-aniversario. Otra vez la Argentina amaneció con una tragedia sobre las vías del ferrocarril Sarmiento.http://www.lanacion.com.ar/1591726-cristina-kirchner-sobre-la-tragedia-de-castelar-siento-un-poquito-de-bronca-e-impotencianecesita como agua un culpable del choque y mira hacia el asiento del motorman. Los ciudadanos necesitan otra cosa: un responsable de la impericia con la que se manejó el sistema ferroviario en los últimos años, bajo los gobiernos kirchneristas.Fue un ejercicio de vuelta al pasado. Es verdad que hubo algunos protagonistas nuevos y un poco más de cuidado en las palabras. Pero, tal como sucedió después del choque del 22 de febrero de 2012, los dardos apuntaron al conductor de la formación Chapa 1.En aquel momento fue el Gobierno el que intentó constituirse en querellante de una causa en la que debía ser querellado. ¿Tomará ahora la misma posición? Quizás, al menos si insiste con los argumentos que mostró hasta ahora al responsabilizar al conductor. Pero semejante sobreactuación podría ponerlo otra vez en el banquillo de los acusados. Hoy, todo lo que sucede en el Sarmiento se decide en los despachos de la Casa Rosada. Y aunque la operación está en manos de empresarios privados (Roggio con Metrovías y el grupro Romero con Emepa), 9 de cada 10 pesos que se gastan los aporta el Estado nacional.No eran pocos los que ayer decían que efectivamente podría haber sido una impericia del conductor la que terminó incrustando el tren que manejaba en otro que estaba parado.Ahora bien, en gran parte del mundo los trenes han resuelto eso con tecnología. Cerca del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, contaban ayer que fueron tres señales las que el maquinista ignoró. Pero el ramal que transporta a millones de pasajeros por año no cuenta con ningún seguro que lo resguarde de una distracción del maquinista.La historia de la obra que podría haber evitado las 51 muertes de la estación Once y las tres de ayer se remonta al 6 de diciembre de 2006, cuando se firmó la resolución la 930, mediante la cual se adjudicó a Siemens la señalización de los ramales Sarmiento y Mitre. Justamente esa obra hubiera permitido instalar la tecnología para que los trenes se frenen en forma remota desde un panel de control ante la distracción de un conductor. Pero la obra jamás se hizo. En...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA