Testigo de Jehová perseguidos

Autor:Mariana Catanzaro
Páginas:115-131
RESUMEN

Los Testigos de Jehová son, dentro del grupo de cultos no católicos, uno de los más resistidos. En Argentina no hay una ley que se refiera a sus creencias y prácticas, de modo que es la jurisprudencia la encargada de atender cada caso particular. Los fieles de esta religión se niegan a portar armas y a realizar el servicio militar obligatorio; los niños en edad escolar y maestros no veneran símbol... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
Derecho, Estado y Religión
Vol. 1 - 20 1 5
Artí culo
5. Testigos de Jehova perseguidos
Por M a ria na Ca ta nz aro
Re sume n
Los Testigos de Jehová son, dentro del grupo de cultos no católicos, uno de los más
resistidos. En Argentin a no hay una ley que se refiera a sus creencias y prácticas, de
modo que es la jurisprudencia la encargada de atender cada caso particular. Los fieles
de esta religión se niegan a portar armas y a realizar el servicio militar obligatorio; los
niños en edad escolar y maestros no veneran símbolos patrios; en general, se niegan
a transfundirse sangre. Todos ellos se amparan en la libertad de conciencia y religión.
Este artículo analiza brevemente las normas de libertad religiosa que amparan a los
Testigos de Jehová, algunos fallos ejemplares, las luchas por conseguir la legalidad de
su religión, y la batalla continua contra la discriminación y los prejuicios que debieron
y aún deben enfrentar.
Ab st ra ct
Among the non- Catholic denominations, the Jehovah’s Witnesses are one of the
most resisted. There is no law in Argentina specifically referred to their beliefs and
practices. Therefore, the judges have to deal with each particular case, thou producing
legal precedents. The Jehovah’s Witnesses refuse to bear arms and serve the compul
sory military service; their schoolchildren and teachers do not reverence the patriotic
symbols; in general, they refuse to receive blood transfusions. All of them seek pro
tection in the freedom o f conscience and religion.
This article briefly analyzes the religious freedom statutes that pro tect the Jehovah’s
Witnesses, some exemplary judicial decisions, and the constan t battle against discri
mination and prejudices that they had and still have to face.
Introducción
Arg entin a se conf orma c omo E stado c on una partic ipaci ón ese ncialm en
te de españole s que ha bían venido a conqu istar estas tierra s y las primera s ge
nera ciones de desc endiente s. Pre viament e, dur ante la vigencia d el Virrein ato
del Río de La P lata, el co loniz ador espa ñol católico no i ntent aba conviv ir
con otras c reencias, s ino más b ien re emplaz ar las existe ntes de los originar ios
po r las suyas.1
Aqu ella idea de med iados del s. XVI II dejó su huel la en for ma pro funda .
Con viven en el ord enam iento jurídic o arge ntino n orma s que re cono cen la li
ber tad de concien cia y religió n, el respe to por el fuero ín timo de las person as,
de p rocur ar la iguald ad y s upresió n de privilegio s y, por otro lado, se hal lan
line amien tos muy conc retos que señ alan la prefe rencia del Esta do hacia el
cult o Cat ólico Apost ólico Roma no.
La d ualida d me nciona da se o bserva e n el pre ámbu lo m ismo de la C ons 
titu ció n N acion al q ue in voca a Dio s c omo fuen te (únic a) de to da razón y
justic ia, y extie nde una invit ación a lo s ha bitan tes del mund o que quie ran
hab itar el suelo arg entino .
Vale dec ir que el pri mer d esplaza miento se produ ce par a los que n o cree n
en un ú nico Dios y, por lo ta nto, no lo co nsider an co mo f uente de toda ra
zón y justicia. El segun do d esplaza miento en el q ue se inc urre es i nvitar a los
hab itante s de to do e l mund o qu e quie ran ha bita r el suelo a rgenti no sin darle
las garan tías sufic ientes de u n trat o igual itario r especto a la práctic a o no la fe.
Por si queda ran algun as d udas al re specto , en el art. 2 de n uestra no r
ma f unda men tal se dec lara que “el gob ierno federal sostiene el culto católico
apos tólico roma no”.
Dic ho de o tro modo , la invitac ión a los i nmigr antes prote stan tes se ex
ten día haciénd oseles saber que en la A rgent ina tend rían lib ertad de cultos
com o s eñala el artícu lo 14 de la C arta Ma gna, p ero la reli gión de la Iglesia
Cat ólica R oman a era la fav orita. H abrí a y hay, desde la bas e del or dena mien
to ju rídico , libe rtad reli giosa, per o nu nca ig ualdad entre los dist intos c redos.
1 Ro bert o D i Sté fano y Lo ris Za na tta, Hi stori a de la Iglesia Arg enti na ( Buen os Aire s: G rijalb o
Mo nd ado ri 2000 ), 22. Dice en l a pa rte per tine nte : “Los e spaño les y port ugu eses no tra en
sim plem ent e el a nun cio de un m ensa je religi oso sino u na com ple ta teo logía , c omp leja y
exclu yente de to da otr a tr adic ión que no fuese adap tabl e a su corp us d ogm átic o”.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA