Test de alcoholemia para peatones

 
EXTRACTO GRATUITO

La necesidad de terminar con las muertes por accidentes en la calle agudiza la imaginación en todo el mundo. En España, recientemente, la Dirección de Tráfico ha decidido impulsar un nuevo test de alcoholemia que se les tomaría a los peatones, es decir, al grupo de personas que suelen ser habitualmente las principales víctimas de esos accidentes viales.

Aunque suene extraño que las víctimas se transformen en culpables, para el organismo, que presentó el proyecto "Reglamento de circulación", el 20 por ciento de las víctimas mortales en accidentes son peatones, y el 30% de ellos había consumido alcohol, en tanto un 17% de los fallecidos había ingerido drogas ilegales. El director general del Instituto de Seguridad Vial español, Julio Laria, insistió en que, con esos datos chequeados, hay que hacer algo. En España, casi la mitad de los peatones que resultaron muertos o gravemente heridos lo fueron por cruzar la calle lejos de la senda peatonal e intoxicados con alcohol.

El proyecto ha levantado muchas críticas. En primer lugar, porque se constituiría en un impedimento al derecho de circular libremente y, también, obligaría a los ciudadanos a no asistir ni a beber en ningún tipo de celebraciones públicas o privadas, por el temor a ser detenidos con algunas copas de más en la calle.

Las objeciones han llegado incluso desde la ONG internacional Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), con sede, entre otras ciudades del mundo, en Buenos Aires, que promueve la peatonalización como política de movilidad urbana, y, por tanto, considera que el proyecto español apunta a criminalizar al peatón.

Es cierto que no se debe "criminalizar al peatón", pero también es cierto, por lo menos en la Argentina, que los transeúntes son víctimas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA