El terror de que no haya 7-D

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1532857-alak-sobre-el-7-d-estamos-a-cinco-dias-de-que-se-termine-este-calvario trastocó los preparativos de la fiesta. Ahora que el 7-D es mañana, el Gobierno se topó, espantado, con la posibilidad de una derrota épica en la batalla política en la que invierte energías y recursos ilimitados desde hace meses.El temor a que la Cámara Civil y Comercial extienda la protección para Clarín en la causa de la ley de medios desató la reacción más feroz del kirchnerismo sobre la Justicia en sus nueve años de tensiones cotidianas con los jueces. Atormentado, el ministro http://www.lanacion.com.ar/1533591-a-dos-dias-del-7d-el-gobierno-dice-que-extender-la-cautelar-seria-un-alzamientoAlak puso la cara para salvar del fracaso la estrategia que el Gobierno había desplegado para coronar el desguace de Clarín. Recusó a todos los jueces del tribunal, pidió anular los fallos de los últimos días que dejaron el terreno preparado para decidir sobre la medida cautelar y llegó al extremo de advertir que otra sentencia que proteja a la empresa ahora "será un alzamiento".No se preocupó siquiera de enmascarar que se trataba de una movida desesperada. Si mañana resultara ser al final un viernes cualquiera, la presidenta Cristina Kirchner se enfrentaría a una frustración mayúscula para terminar un año poco pródigo en buenas noticias para el oficialismo.Alak ahondó en la estrategia de atemorizar. Sólo así se entienden las denuncias y amenazas sobre los jueces a los que el Gobierno, como parte en el juicio, se propone convencer. ¿Se animarán esos camaristas a fallar a favor de Clarín cuando los principales referentes del kirchnerismo advierten que eso equivaldría a un golpe de Estado? ¿Continuarán con la vorágine de fallos de los últimos días o preferirán, como parecía anoche, la cautela de pedir a otros que resuelvan las recusaciones que plantea el Poder Ejecutivo? En síntesis: ¿dejarán o no que el Gobierno tenga su 7-D en paz?La incertidumbre atragantaba a los principales referentes del kirchnerismo ayer. Creían que la presión inicial sobre los camaristas alcanzaría para evitar cualquier decisión judicial antes de la fecha que la Corte Suprema fijó como límite para la medida cautelar que impide la aplicación a esa empresa de los artículos de la ley de medios que la obligarían a reducir su negocio y a vender medios.Algo empezó a cambiar en el humor kirchnerista desde el fallo de la Corte de la semana pasada, en el que se negó a intervenir a favor de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA