Terremoto en un verdadero gigante de la publicidad

"¿Cómo me doy cuenta de que un aviso produjo un clic en la gente? Tengo absolutamente claro que no me sirve lo que me digan acá adentro, salvo que me lo diga la señora que sirve el café, mi secretaria; lo que me diga el resto, tiene un sesgo." Las repercusiones generadas por el spot que pensó la oficina argentina de Young y Rubicam (YyR) y que firmó Presidencia de la Nación como parte de su estrategia sobre Malvinas parecen cumplir al pie de la letra con esta máxima que suele pronunciar Darío Straschnoy.A los 64 años, el presidente de esta agencia conoce el negocio de la publicidad como pocos. Los mejores creativos argentinos, desde Gabriel Dreyfus hasta Damián Kepel, pasando por Hernán Ponce, Pablo Del Campo, Carlos Bayala, Ramiro Agulla y Carlos Baccetti, se formaron con quien ocupa el primer sillón de YyR desde 1988.Nunca, en este casi cuarto de siglo, la casa central de esta red creada por John Orr Young y Raymond Rubicam en Filadelfia, en 1923, debió comunicar formal y públicamente su desagrado por alguna idea impulsada por su filial local, donde trabajan 220 personas para anunciantes como Movistar, Banco Galicia, Quilmes, Visa y también para Tecnópolis TV, del gobierno argentino. La declaración oficial, que condena el spot por tener un modo "inaceptable" para la compañía, pide disculpas a los que se consideraron ofendidos y solicita al Gobierno su levantamiento del aire, partió a primera hora de la tarde de ayer desde el 285 de la avenida Madison, Nueva York, donde funciona la oficina central de la red.El propio Martin Sorrell, acompañado por todas las implicancias que supone su categoría de sir, ha salido a dar su opinión. "Estamos consternados y avergonzados", dijo ayer al diario británico The Telegraph el comandante de WPP, holding propietario de YyR y de otras redes publicitarias multinacionales como Ogilvy, JWT y Grey, lo que convierte a la compañía en el grupo más poderoso del mundo en el rubro, con 158.000...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba