Sentencia nº ED 145, 466 - JA 1992-I, 769 - DJBA 142, 233 - AyS 1991-II-758 - LL 1994-A, 478 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 13 de Agosto de 1991, expediente C 43665

PonenteJuez SAN MARTIN (SD)
PresidenteSan Martín - Pisano - Mercader - Vivanco - Laborde
Fecha de Resolución13 de Agosto de 1991
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

En la ciudad de La Plata, a 13 de agosto de 1991, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores S.M., P., M., V., L., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa Ac. 43.665 “Municipalidad Ciudad de Buenos Aires. Tercería de dominio. En autos 'Impregal S.R.L. contra R., F.. Ejecución “.

A N T E C E D E N T E S

La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial —Sala I— del Departamento Judicial de Mar del Plata confirmó el fallo de primera instancia que había hecho lugar a la tercería de dominio promovida en autos “Impregal S.R.L. contra R.. Ejecución”, por la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires.

Se interpuso por “Impregal S.R.L.”, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿ Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorS.M. dijo:

  1. El tribunal a quo analizó “...todos los elementos de juicio con que se cuentan, incluidos aquellos que obran en el expediente principal, que sirven de valiosa pauta para desentrañar la verdad” (fs 87 vta.).

    Así meritó la diligencia del mandamiento de embargo y desapoderamiento de la carpa (fs. 29 del principal) cumplida el 8 de enero de 1987 en el Parque Zoofitogeográfico y Diversiones de la Cindad de Buenos Aires en la que el Administrador y un abogado del mismo dejaron expresa constancia de que el bien era de la Municipalidad de Buenos Aires.

    De ello concluyó —con base en los arts. 2314, 2315, 2316, 3218 y cc. del Código Civil— que, tratándose de una cosa mueble adherida a un fundo, su dominio se presume en favor de quien la posee de buena fe y esa presunción legal favorece al tercerista quien —al momento de practicarse la medida cautelar— la tenia bajo su órbita custodiada por sus funcionarios dependientes y que no hay siquiera mención de la existencia de mala fe que pudiera desvirtuar la pretensión.

    Con la presentación de fs. 34 y vta., del principal —siguió diciendo— se acreditó que el ejecutado tenia una vinculación con la Municipalidad, lo que corrobora las afirmaciones realizadas por la tercerista y le da verosimilitud a la documental anexada con la demanda.

    Se suma a elloexpresó asimismo el silencio del ejecutado que faculta a tener por auténticos los instrumentos por él firmados y la falta de promoción de la acción de revisión...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR