Tensión en Ecuador: la oposición alerta sobre un fraude

 
EXTRACTO GRATUITO

QUITO.- "¡Fraude!" "¡Fraude!" Centenares de manifestantes opositores expresaban ayer su frustración frente a la sede del Consejo Nacional Electoral de Ecuador, tras conocerse la decisión de demorar hasta mañana el anuncio del resultado de las elecciones presidenciales de anteayer.

El delfín del presidente Rafael Correa, Lenín Moreno, estaba a menos de un punto de obtener el 40% y sacarle 10 puntos al liberal Guillermo Lasso, lo que le permitiría evitar el ballottage. Pero el recuento se detuvo cuando se llevaba escrutado el 90%.

Con el 90% de los votos escrutados, Moreno obtenía el 39,12% contra el 28,31% de Lasso. Por eso la oposición se puso en guardia cuando el recuento de votos se detuvo cuando faltaba escrutar sólo el 10% del electorado.

"Resulta increíble que el gobierno haya difundido casi el 90% de los resultados en pocas horas y que para el 10% restante, que puede decidir que haya una segunda vuelta, se demore tres días", dijo a LA NACION el candidato a vicepresidente del movimiento Creo, Andrés Páez.

Montado arriba de una camioneta, Páez, compañero de fórmula de Lasso, mostró ante los manifestantes varias actas electorales que deberían haber estado resguardadas en el CNE para su contabilización, pero que nunca llegaron allí.

"Éstas son las pruebas del fraude", gritó Páez, a lo que lo manifestantes le respondieron con el dedo dirigido hacia el CNE: "¡Aquí están, éstos son, los que roban la nación!".

La decisión de suspender los informes sobre el conteo, conocida ayer a la mañana, impulsó una rápida convocatoria de opositores a través de las redes sociales en Quito, ante la sospecha de que el gobierno estaba buscando realizar un fraude. La tensión en la calle era palpable.

Hacia media mañana había ya varios centenares de personas con banderas ecuatorianas y del movimiento Creo frente a la sede del CNE, donde una guardia policial se había parapetado con escudos antidisturbios para bloquear el acceso.

La mayoría de los convocados eran oficinistas y personas de clase media.

Horas antes, el presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, había pedido a los ecuatorianos que esperaran un plazo de tres días para entregar los resultados de las elecciones de anteayer. Pozo explicó que la demora se debió a inconsistencias, actas rezagadas y resultados que no tuvieron firmas adecuadas de secretarios o presidentes de juntas.

Además, llamó a los ciudadanos a "esperar los resultados oficiales en un ambiente de paz, pues existen márgenes estrechos para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA