Las Nuevas Tecnologías como aparatología educativa en la nueva universidad

Autor:Tamara Martínez Rosa/Duniesky Rosabal Lago/Yanixei López Reyes/Luís Carlos Núñez Chávez/Roberto Rosell Pardo
Cargo:Prof. Asistente, Lic. HistoriaDirectora SUM/Prof. Asistente, Lic. Geografía/Lic. en Educación/Prof. Instructor. Ing. Agroindustrial/Dr. M.V. Prof. Auxiliar, Subdirector de Ciencia y Técnica
Introducción

Ante todo, se hace necesario aclarar que la ciencia no es determinada por sí misma, es una dimensión de un mundo real en cambio y está marcada por la sociedad en que se inserte; en sus fines, en sus modos de organización y funcionamiento, en sus resultados y usos, en los valores que comunica; está anclada en las demás actividades e instituciones sociales. De igual modo la ciencia contemporánea no cancela otras formas de conocimientos y saber, sino que coexiste con ellas, la aparición de la moderna tecnología no elimina la existencia de otras dimensiones de la técnica cuya relación con el conocimiento científico no tiene el mismo carácter estructural. Entonces, la ciencia no se puede ver sólo como un sistema de conceptos, teorías, proposiciones, hipótesis, sino también, simultáneamente, como una forma específica de la actividad social dirigida a la producción, distribución, y aplicación de las leyes objetivas de la naturaleza y la sociedad; su desarrollo se encuentra estrechamente vinculado con la economía, la política, los fenómenos culturales, con las necesidades y las posibilidades de la sociedad dada.

En consecuencia, la investigación y educación en ciencia y tecnología, la formación de personas altamente calificadas expresa, en gran medida, el poderío económico de la sociedad en que se desarrolla.

También los efectos ambientales que genera la tecnología ponen en peligro la supervivencia humana y provoca daños insospechados sobre el medio ambiente, por ejemplo en la actualidad, en el mundo se deshecha, por concepto de desperdicios electrónicos, más de 40 millones de toneladas de equipos y aparatos obsoletos. Estas imágenes niegan nuestra percepción de que la ciencia y la tecnología son procesos sociales identificados con el conocimiento teórico probado que se recogen en libros y documentos; que incluye como momentos básicos la producción, difusión y aplicación de dicho conocimiento. La tecnología es una práctica social que responde a un sistema social particular y se caracteriza por su intencionalidad específica, que resulta de la convergencia de intereses y objetivos de la sociedad en la cual de origina y se desarrolla, en un momento histórico dado.

La generación de una demanda cada vez mayor de formación continua por parte de los profesionales debido, fundamentalmente, a la rapidez con que ocurre la creación y transferencia del conocimiento en la actualidad, ha conllevado a insertar la gestión del conocimiento en las nuevas necesidades de la educación superior, tanto en la gestión de la institución como en sus funciones de investigación y docencia. En el caso de la nueva universidad cubana, ante las nuevas necesidades provocadas por el actual contexto económico, social y tecnológico, la aplicación debe encaminarse tanto en la reorganización interna de los procesos, como en la mejora de la docencia y la investigación, con el objetivo de facilitar el desarrollo de una universidad competitiva y adaptada a las nuevas demandas de la sociedad. Para esto se necesita crear un ambiente en el que el conocimiento y la información disponibles en una organización sean accesibles y puedan ser usados para estimular la innovación y la toma de decisiones. La clave está en crear una cultura en la que la información y el conocimiento se valoren, se compartan, se gestionen y se usen eficaz y eficientemente.

Las universidades cubanas han desarrollado un importante trabajo de organización didáctica y metodológica que ha servido para la creación de un escenario académico inducido a potenciar, con una adecuada aplicación, estrategias en la información y el conocimiento.

Desarrollo

La Ciencia y la Tecnología en el camino hacia el conocimiento científico.

Un ejemplo de la relación entre ciencia y tecnología es el uso de las computadoras, que contribuyen a extender el poder de observación del ser humano y que posibilitan realizar experimentos que hasta el momento se consideraban imposibles. Sin ayuda de sofisticados y complejos instrumentos no se podrían conocer los secretos del cuerpo humano, por ejemplo, el genoma humano o los secretos de las lejanas estrellas y galaxias, por ejemplo la búsqueda de los huecos negros...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba