Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 18 de Abril de 2022, expediente CNT 060122/2013/CA001 - CA002

Fecha de Resolución18 de Abril de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X

SENT.DEF. EXPTE. Nº 60.122/2013 /CA1 (53.406)

JUZGADO Nº 68 SALA X

AUTOS: “TECERA, CHRISTIAN EMANUEL C/ AXE GNC S.R.L. Y OTROS S/

ACCIDENTE –ACCION CIVIL”

Buenos Aires.

El Dr. D.E.S., dijo:

  1. ) Vienen estos autos a la alzada con motivo de los recursos que contra la sentencia dictada en la primera instancia interpusieron las codemandadas Axe GNC S.R.L y La Holando Sudamericana Compañía de Seguros S.A. y el actor y sus respectivas réplicas. A

    su vez la representación y patrocinio letrado del accionante y de Axe GNC S.R.L. apelan –

    por propio derecho- los emolumentos que le fueron asignados por considerarlos reducidos.

  2. ) Por una razón de método iniciaré por el tratamiento de de las apelaciones formuladas por la coaccionada A.G. S.R.L y el actor y en lo concerniente a la acción por despido.

    A fin de clarificar la cuestión suscitada considero oportuno señalar de comienzo que no se encuentra rebatida mediante una crítica concreta y razonada (art. 116

    L.O.) la expresa consideración de la magistrada que me ha precedido en el sentido que resultó demostrada en el caso la existencia de un vínculo laboral entre el actor y la codemandada Axe GNC S.R.L.

    Fecha de firma: 18/04/2022

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    En efecto, cabe tener en cuenta que más allá de la enjundia que evidencia el escrito recursivo en lo atinente a la reclamación con base en la L.C.T., al reproducir diversos fragmentos de las declaraciones testimoniales brindadas por los testigos traídos a juicio por el actor y por la demandanda. Es menester considerar, que la parte no formula en el memorial en análisis una petición recursiva concreta, clara y precisa acerca de dicho aspecto del decisorio (art. 116 L.O.). R., en ese sentido que las pretensiones recursivas ensayadas en este segmento de la apelación giran en orden a la procedencia de las “diferencias salariales” reclamadas con base en la extensión de la jornada y el horario de trabajo, así como del monto de la remuneración tenido por cierto en el fallo anterior (“ver en apartado III.b, página 4, párrafos primero al quinto y página 9, párrafos primero y quinto del escrito de apelación).

    Cabe remarcar sobre el punto que el contenido de los agravios con indicación del interés recursivo de la parte fija los límites de la jurisdicción del Tribunal ya que se encuentra constreñido en su actividad revisora al conocimiento de las quejas que no fueron admitidas u omitidas en la instancia previa, pero a condición de que ellas sean claramente individualizadas y cuestionadas mediante una crítica concreta y razonada (art. 116 L.O.). Lo que en virtud de lo antes expuesto, no acontece en el case respecto del aspecto considerado.

  3. ) Aclarado lo anterior, anticipo que no serán receptadas las objeciones articuladas en punto de la procedencia de las diferencias salariales según la extensión de la jornada tenida por cierta en el fallo anterior (esta es: de 45 horas semanales y 180 mensuales Fecha de firma: 18/04/2022

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X

    y de lunes a viernes de 8 a 12 y de 14 a 18 horas y los sábados de 8 a 13 horas) y del monto de la remuneración empleada para el cómputo de los rubros salariales e indemnizatorios.

    R., en que el testigo M. –traído a juicio por el actor- efectuó un relato debidamente circunstanciado y con debida razón de sus dichos al dar cuenta del horario de trabajo que compartía con el demandante en establecimiento de la demandada, en la franja indicada al inicio y en la época que aquí se trata (ver fs. 284/285).

    Lo propio acontece con el testimonio del deponente C. –también traído a juicio por el demandante- el cual, si bien no pudo precisar el concreto horario de trabajado del actor, declaró haberlo visto al demandante laborar en el establecimiento en cuestión en los días y horarios antes mencionados ver fs. 247/248).

    Al respecto memoro que el valor y fuerza probatoria de un testimonio depende que su análisis integral, realizado conforme a los principios de la sana crítica, autorice a formar convicción sobre los hechos que interesan al proceso y que, a mi juicio, los precitados testimonios, se aprecian convictivos, al efectuar los deponentes un relato debidamente circunstanciado y con debida razón de sus dichos en el extremo debatido que aquí se trata, al tratarse de compañeros de trabajo del actor que denotan un conocimiento directo y presencial de los mismos y que no contradicen –en general- la postura articulada al demandar y no han sido desvirtuados mediante prueba eficaz (conf. art. 90 LO y 386 CPCCN).

    O. en ese sentido, que los testimonios de los deponentes traídos a juicio por la demandada –a los que alude la recurrente- evidencian ciertas imprecisiones y en Fecha de firma: 18/04/2022

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    particular en lo atinente a la época en la que habrían acontecido los hechos sobre los que declaran (art. 90 L.O.)

    Véase, en ese sentido que del testimonio de Corteses (fs. 286/287) surge que el testigo iba al establecimiento de la demandada “cada quince días”, y no brindó precisiones acerca de la época en la que habría concurrido con dicha frecuencia y tampoco lo hizo acerca de la ubicación del mencionado establecimiento, al ceñirse a mencionar sobre el punto que el mismo se encuentra en la calle “E.C. y que “se mudaron en la misma calle”,

    circunstancia esta útlima que, además, no se condice con el relato formulado por la propia demandada al inicio (ver contestación de demanda a fs. 120).

    Lo propio acontece con las declaraciones de Borrul (fs.488) y de Luchini (fs.489). Ello es así, a poco que se aprecie que respecto del primero, su testimonio también resulta impreciso en punto a la época en los que habrían acontecido los sucesos sobre los que declara e incluso los términos de su relato, al manifestar que “el dicente llevó un vehículo a gas a la demandada desde 1998 en adelante, no sabe cuanto tiempo, puede ser hasta 2010

    mas o menos”, permiten presumir que los mismos habrían acontecido con anterioridad a la época del vínculo laboral mantenido con el actor (esta es: entre el mes de agosto del año 2012 y junio del año 2013). Respecto del deponente L., cabe tener en cuenta que de sus dichos surge que el deponente “iba poco al comercio de Axe GNC” y que incluso no dice -siquiera dice de un modo aproximado- la época en la que habría concurrido al establecimiento en cuestión.

    Fecha de firma: 18/04/2022

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X

    En el marco precitado, cabe considerar además que la demandada no invocó al invocó al inicio (antes cit. art. 356 inc. 2° del CPCCN) -y tampoco lo hizo en esta etapa: art.

    116 L.O.- y menos aún demostró mediante prueba válida (art. 386 del CPCCN) que el actor se hubiese desempeñado en días, horarios y/o jornadas distintas a las tenidas por cierta en el fallo anterior.

    A lo dicho, cabe adunar que se encuentra firme la aplicabilidad al caso del efecto presuntivo del art. 55 de la LCT que lleva a tener por ciertas las afirmaciones del trabajador respecto de los datos que debían constar en los registros laborales de la demandada y entre ellos el importe de la remuneración del trabajador. Además, el monto de la base salarial devengada fijado en el fallo anterior para el cómputo indemnizatorio (este es:

    $ 5.461,20) no se aprecia irrazonable en función de las condiciones de labor y al incluir la incidencia de las diferencias salariales según la extensión de la jornada demostrada y los valores imperantes a la época que aquí se trata (arts. 56 de la LCT y 56 de la L.O.).

    En suma, en virtud de lo hasta aquí expuesto, los elementos de juicio considerados –en particular la prueba testifical aportada por el actor: arts. 90 L.O. y 386 del CPCCN), adunados a la insuficiencia argumentativa y probatoria evidenciada por la parte demandada (arts. 356 inciso 2° del CPCCN y 116 L.O.) y la operatividad del efecto presuntivo no desvirtuado del art. 55 de la LCT, me llevan a desestimar este segmento del recurso y confirmar el fallo en cuanto decide en relación.

  4. ) Distinto temperamento corresponde adoptar en orden a la indemnización del art. 80 de la LCT (cfr. art. 45 de la ley 25.345).

    Fecha de firma: 18/04/2022

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Al respecto, es oportuno memorar que de conformidad con lo dispuesto por el segundo párrafo del art. 80 de la LCT resulta que la obligación de la empleadora de hacer entrega de los certificados de aportes y servicios nace a partir del momento en que se extingue (por cualquier causa) el nexo laboral habido.

    Además, remarco que este Tribunal ha sostenido antes de ahora que no puede considerarse cumplimentado el emplazamiento previsto en el citado art. 80 a través de un requerimiento en la instancia administrativa previa o al articular la acción, pues la intimación a la que alude tal normativa debe ser efectuada con anterioridad al inicio de las acciones (ver SD 11.886 del 14/7/2003, in re “HackbarttHector H. c/ Peugeot Citroen Argentina SA

    y otro s/ despido”, en autos: “H.H.G. c/ Maquicenter SA y otro s/ despido”

    SD 15928 del 29/02/2008 y S.D. 16.194 del 22/07/2008 in re “Montiel, P.D.c..V.P. S.R.L. y otros”, entre muchos otros).

    En el marco precitado, más allá de los argumentos recursivos de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR