Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 23 de Mayo de 2019, expediente COM 018969/2012

Fecha de Resolución23 de Mayo de 2019
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial SALA D

En Buenos Aires, a 23 de mayo de 2019, se reúnen los Señores Jueces de la S. D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa “T.L.E. c/ FEDERACION PATRONAL

SEGUROS S.A. s/ORDINARIO”, registro n° 18969/2012, procedente del JUZGADO N° 8 del fuero (SECRETARIA N° 16), en los cuales como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden, D.:

H., G., V..

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, doctor H. dijo:

  1. ) La sentencia de primera instancia admitió parcialmente la demanda promovida por L.E.T. contra Federación Patronal Seguros S.A., condenando a tal aseguradora al pago de $ 37.000 en concepto de indemnización comprometida en la póliza n° 12975852 por haberse producido el siniestro previsto en ella de robo del automotor patente HQV 591, así como $

    37.000 por privación de uso de tal vehículo y $ 45.000 por daño moral (en total $

    102.000), más intereses a la tasa que percibe el Banco de la Nación Argentina en sus operaciones de descuento a treinta días. Las costas fueron impuestas a la compañía de seguros, procediendo el fallo a regular los correspondientes honorarios profesionales (fs. 329/338).

    Para así decidir, en cuanto aquí interesa, sostuvo el pronunciamiento que no existía controversia en cuanto que las partes se vincularon por un contrato de seguro que estaba vigente al tiempo del siniestro; que el siniestro fue denunciado Fecha de firma: 23/05/2019

    Alta en sistema: 24/05/2019

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: JULIO FEDERICO PASSARON, SECRETARIO DE CAMARA

    por el asegurado, tras lo cual la aseguradora guardó silencio operándose la aceptación tácita de la cobertura según lo dispuesto por el art. 56 de la ley 17.418; que no formaba óbice a tal conclusión, determinante para concluir en la admisión de la demanda, el hecho de que el peritaje contable no pudo constatar que el actor hubiera cumplido con el acompañamiento documental que -como carga previa suya al pronunciamiento de la aseguradora- resultaba exigido según la Condiciones Generales de la póliza, habida cuenta que podía igualmente entenderse acreditado que tal entrega documental fue hecha en cabeza de la Cooperativa de Provisión de Servicios para Productores de Seguros Ltda. (en adelante, COPROA Ltda.); que, en su caso, cualquier defecto en el cumplimiento de la apuntada carga por parte del asegurado, no podía conducir al rechazo de la cobertura sin prueba de la malicia de aquél; y, en fin, que en las condiciones reseñadas, la demanda debía prosperar tanto en orden al pago de la cobertura comprometida, como respecto del resarcimiento de los restantes rubros reclamados en la demanda.

    Contra dicha decisión apeló la parte aseguradora demandada (fs. 339),

    cuyos incontestados fundamentos obran a fs. 359/361.

    Existen, asimismo, recursos contra los honorarios regulados (fs. 339 y 346), que serán tratados al finalizar el acuerdo.

  2. ) En su primer agravio la compañía aseguradora cuestiona a la sentencia de grado por haber entendido que el actor cumplió con la carga de acompañamiento documental referida en las Condiciones Generales de la póliza.

    Al respecto, manifiesta con apoyo en lo informado por el peritaje contable que su parte no recibió aporte instrumental alguno del asegurado y que, en todo caso, la documentación fue entregada a COPROA Ltda., esto es, a un tercero con relación al cual no existe prueba alguna rendida en autos que lo relacione o vincule con Federación Patronal Seguros S.A (fs. 359 vta./360 vta.).

    A mi modo de ver, la queja es inadmisible.

    Al demandar el actor acompañó copia de dos formularios que ostentan membrete de Federación Patronal Seguros S.A. El primero corresponde a la denuncia del siniestro del 1/7/2011 (fs. 23) y el segundo a un acompañamiento Fecha de firma: 23/05/2019

    Alta en sistema: 24/05/2019

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado(ante mi) por: JULIO FEDERICO PASSARON, SECRETARIO DE CAMARA

    documental por él concretado el día 5/8/2011 (fs. 25). En ambos casos, los formularios aparecen recibidos por COPROA Ltda.

    La autenticidad de esos instrumentos fue negada por la aseguradora al responder la demanda (fs. 58 vta.), pero se trató, sin dudas, de un puro formalismo suyo, carente de eficacia para resolver con justicia.

    En efecto, el peritaje contable informó que la denuncia del siniestro fue asentada por la demandada en su Libro de Siniestros Denunciados el día 7/7/2011, al folio 268 (fs. 223). Obviamente, tal registro se originó en la denuncia del 1/7/2011 recibida por la productora COPROA Ltda., toda vez que la aseguradora demandada no alegó ni probó haberse enterado del siniestro por otra vía.

    Pues bien, aunque no es función del productor de seguros recibir la denuncia del siniestro (conf. S., R., Derecho de Seguros, Buenos Aires,

    2008, t. I, p. 438, n° 363, texto y nota n° 29), lo cierto es que en el caso ello ocurrió y pocos días después tuvo correlato en los registros de la aseguradora.

    Quiere ello decir, de modo más que claro, que la intervención de COPROA Ltda.

    generó a favor del asegurado, con la evidente aquiescencia de la aseguradora, una apariencia que obligaba a esta última por los actos de aquella. Es que si la aseguradora no desconoció la denuncia del siniestro presentada a un tercero, cabe entender que ello fue así porque tal tercero actuaba por ella. De tal modo, sin perjuicio de la relación que efectivamente vinculara al productor con la aseguradora, se creó una apariencia de mandato frente al asegurado (conf.

    C.. S. F, 18/4/2013, “Tibessio, D.I. c/ Aseguradora Federal Argentina S.A. s/ ordinario”; S., R., ob. cit., t. I, p. 444, n° 367, texto y nota n° 53); mandato que en la relación interna incluso puede decirse que quedó

    ratificado con la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR