Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 16 de Octubre de 2019, expediente C 121058

PresidenteNegri-de Lázzari-Soria-Genoud
Fecha de Resolución16 de Octubre de 2019
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

Dictamen de la Procuración General:

  1. Llegan en vista las presentes actuaciones, en virtud de lo dispuesto por V.E. a fs. 712, para que esta Procuración General que represento asuma la participación que le compete en los términos del artículo 283 del Código Procesal en lo Civil y Comercial.

  2. En cuanto aquí resulta relevante destacar, la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial de San Nicolás resolvió a fs. 629/632 vta., confirmar la resolución de primera instancia obrante a fs. 584/588 que, a su turno, había dispuesto con fundamento en los artículos 3279, 3549, 3588 y cctes. del Código Civil, leyes 13.252, 19.134 y 24.799, que por el fallecimiento de Da. C.C.T. le sucedía en carácter de universal heredero, R.A.A. y G. respecto de los bienes recibidos por la causante a título gratuito de la familia de sangre y aquellos adquiridos con un origen distinto a la incorporación por título gratuito recibidos de la familia de adopción de aquella. Mientras que respecto de estos últimos, dispuso que la herencia debía reputarse vacante en los términos del artículo 3588 del Código Civil, que estimó de aplicación en la especie.

    En su análisis revisor el tribunal de Alzada sostuvo que la transmisión de la herencia a las personas llamadas a recogerla y los derechos de los herederos deben ser juzgados por la ley vigente al momento del fallecimiento del causante, por lo que en autos, correspondía aplicar la ley 24.779, aunque dicha norma no se encontrara vigente al momento de decidir.

    De conformidad con lo resuelto en la instancia de origen, refirió que la causante había sido adoptada bajo la vigencia de la ley 13.252, cuyo artículo 12 prescribía que el parentesco que creaba dicha adopción se limitaba al adoptante y al adoptado, quien sería considerado como hijo legítimo, sin que el adoptado adquiriera vínculo familiar alguno con los parientes del adoptante, ni derechos sucesorios por representación. Por su parte, expuso que la sanción de la ley 19.134, que reconocía un doble régimen de adopción -plena y simple- estableció en su artículo 34 que las adopciones anteriores a su vigencia -tal, la habida en el caso de autos- quedaban sometidas al régimen de la adopción simple, salvo conversión expresa a pedido de parte interesada. Que igual solución era prevista por la ley 24.779, en lo relativo a los efectos de la adopción simple, según la incorporación de los artículos 329 y 331 que dicha norma concretaba en el Código de V.. Desde tal marco normativo, el magistrado ponente valoró que en autos no se verificaba la conversión de la adopción de C.C.T., por lo que debía estimarse que la misma había mantenido su condición equiparable a una hija legítima de los adoptantes, pero sin vínculos con la familia biológica de éstos, según los referidos efectos de la adopción simple que excluían a estos últimos del carácter de herederos de la adoptada.

    Sostuvo que la adopción simple crea un vínculo de parentesco limitado a la relación paterno-filial. Consecuentemente, el adoptado es emplazado como hijo legítimo del adoptante pero no resulta pariente de la familia biológica del adoptante. Ello así, por cuanto subsiste la relación de parentesco del adoptado con su familia de sangre (arts. 329 y 331 del C.C.). A renglón seguido señaló que como resultado de las particularidades de dicha forma de adopción, se derivan especiales consecuencias en materia sucesoria por las que el adoptante hereda ab intestato al adoptado y es heredero forzoso en las mismas condiciones que los padres legítimos, pero ni el adoptante hereda los bienes que el adoptado hubiera recibido a título gratuito de los miembros de su familia de sangre, ni éstos -sus parientes de sangre- heredan magistrado ponente, la regla sentada por el art. 3547 del CC que establece que en la sucesión intestada no se atenderá al origen de los bienes. Por ello, estimó correcta la distinción que efectuara el magistrado de origen en relación al acervo del causante. En tal sentido, reiteró que correspondía formar tres masas de bienes, a saber: a) la compuesta por los bienes recibidos a título gratuito de su familia de sangre, respecto de los cuales queda excluido el adoptante aunque no hubiera ningún heredero por vínculo de sangre, supuesto en el cual la herencia quedaría vacante; b) la compuesta por los bienes recibidos por el adoptado a título gratuito de su familia de adopción, respecto de los cuales quedan excluidos los parientes de sangre, de modo que si no hubiera herederos de esta familia adoptiva, también correspondería declarar la vacancia de la sucesión y c) la compuesta por los restantes bienes del adoptado, respecto de los cuales los padres de adopción desplazan a los de sangre, pero si hubiera sólo de sangre, ellos heredarían.

    Estimó además, que el planteo de inconstitucionalidad llevado por los recurrentes en torno al conjunto de normas sustantivas en las que el sentenciante de origen había fundado su decisión resultaba insuficiente para el fin perseguido, toda vez que no se había demostrado cabalmente de qué modo dichas normas contrariaban la Constitución Nacional causándole agravio. Destaca en su voto que los parientes biológicos de los adoptantes pretenden que se equipare la adopción simple de la causante a una adopción plena, a fin de crear un vínculo de parentesco con aquella, pero para ello invocan un precedente de V.E. que resulta inaplicable al caso, incorporando argumentos relativos al concepto humanitario de familia y valoración del niño como sujeto de derecho, que estimó inatinentes al supuesto en juzgamiento. Tampoco tuvo por acreditado el magistrado ponente el despojo denunciado por los impugnantes, por cuanto al no haber existido nunca vínculo de parentesco con la causante, los recurrentes jamás pudieron...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR