Tarifas, precios y créditos, con la mira en la clase media

 
EXTRACTO GRATUITO

La Casa Rosada y los socios de Cambiemos tomaron la decisión esta semana de incidir en la agenda económica con un paquete de medidas que -sin ser de shock- se presenten como un alivio para los bolsillos. Sobre todo, para trazar puentes en el corto plazo con la clase media, a la que necesitan retener de cara a las elecciones.Los próximos días serán de evaluación de alternativas. Fuentes de Cambiemos señalaron a LA NACION que no se descarta que hacia el fin de la semana que viene se vuelvan a reunir -como hicieron el pasado jueves- el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; la gobernadora, María Eugenia Vidal; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y los gobernadores radicales Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes). Los gobernadores, actores de la reeditada mesa política, tienen la "tarea" de elaborar propuestas para reactivar la economía y aplacar la suba de precios.Mauricio Macri, Peña y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ya dejaron en claro en los últimos días que no quieren tomar un rumbo intervencionista para contrarrestar la inflación, ni aceptarán apartarse de la ortodoxia para equilibrar las variables económicas a largo plazo. A esa postura se suma el corset del FMI.Sin embargo, en las últimas semanas se hicieron más fuertes las voces dentro del gabinete y de la coalición de gobierno que reclamaron tomar algún camino intermedio para llevar un alivio económico en el corto plazo. Funcionarios y legisladores piden dar señales para evitar que la clase media migre hacia el desencanto.Tomar notaLa Casa Rosada ya tomó nota de la situación. Porque al reclamo interno se comenzaron a sumar sondeos elaborados por el equipo del gurú Jaime Durán Barba que alertaron sobre el impacto de la crisis económica en el electorado de Cambiemos.Así, en el núcleo duro del Presidente comenzaron a exhibir mayor apertura a medidas paliativas para suavizar los efectos de la crisis, en particular de la inflación.Así lo manifestó ayer Peña en declaraciones radiales. El funcionario advirtió que "el control de precios es una herramientas fracasada", pero también señaló que "el Estado tiene que estar presente" en la discusión por los precios."Hay una tarea del Ministerio de Producción, de la secretaría de Comercio y de Defensa de la Competencia. Tienen que estar muy activos que no haya posiciones dominantes que generen situaciones de abuso", dijo el jefe de Gabinete en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA